Un éxito asegurado de tu boda, sin duda es la mesa de dulces, por lo que es importante que dediques tiempo a pensar en donde la has de colocar y que delicias serán parte de ella, ten por seguro que ¡Tus invitados se chuparán los dedos!

Desde el instante en que entregaste las invitaciones, tanto familiares como amigos no pueden dejar de pensar en que vestidos de fiesta han de usar en el gran día, y por supuesto en las delicias que podrán saborear a lo largo del aperitivo, el banquete y la fiesta posterior.

Por lo que  es momento de que pongas manos a la obra para decidir que delicias ofrecerás, sin que descuides cada detalle. Y entre las ideas originales de boda más actuales están las imperdibles Candy bar, una mesa de dulces que será del gusto de todos los presentes. ¿Quieres saber qué aspectos debes tomar en cuenta para lograr un auténtico 10? ¡No te pierdas estos prácticos tips!

  1. Dónde la colocamos

Lo primero que debes  analizar es el espacio en el que se realizará  la fiesta de tu día B. Así, si se trata de un exterior o de una sala de generosas dimensiones, en los que también transcurrirá la fiesta final, puedes colocar las ideas para candy bar en el centro del ambiente, para marcar la transición entre el lugar reservado al banquete y el del baile. Si no es así o no buscas interrumpir la circulación de los camareros o de tus seres queridos, coloca la mesa de dulces en una esquina lo más cerca posible de la pista en la que sonarán esas magníficas canciones románticas para bodas.

  1. La mesa y la mantelería

Dependiendo tanto del espacio de celebración como de las distintas ideas de decoración para la boda que hayáis elegido para vuestro día B, la mesa, la antigua cómoda, el baúl o el boreau o el mueble destinado a albergar esta tentadora mesa de dulces se vestirá de una u otra manera. ¿Puedes elegir entre una mantelería lisa o una estampada? ¿Apostar mejor por un camino de mesa, por unos mantelitos individuales o por dejar el mueble al natural? La última palabra la tienes tú.

  1. Colores armónicos

Es muy importante que se respete la paleta cromática del día de tu boda, para que el resultado sea armónico y nada desentone en el mágico escenario. Lo importante es que la disposición de la mesa y todo lo que contiene entre por la vista a los familiares y amigos que invitaste, que no podrán resistirse ante tantas delicias. ¡Seguro que se les hará la boca agua!

  1. Tipos de dulces

Es imprescindible hacer una prueba con los pasteleros o con el catering que hayas contratado para elegir los dulces que serán parte de esta sabrosa mesa. Las opciones a que están a tu alcance son tan numerosas como variadas: macarons, galletas decoradas, bizcochos, muffins, cake pops, merengues… Y, como no, las tradicionales chucherías de toda la vida: bombones, chocolates, paletas; también puedes optar por una mesa muy mexicana, con palanquetas, alegrías, macarrones, algodón de azúcar

  1. Cómo los disponemos

Una vez que tengas la selección hecha, debes separar  los diferentes dulces y encuentra el recipiente idóneo para cada uno de ellos. Desde tarteras de varios pisos hasta bomboneras de gran tamaño, pasando por cajitas, maceteros metálicos, tarros de cristal, bandejas de colores; no te límites y piensa en soportes originales, a juego con las variadas ideas divertidas para la boda que ya elegiste.

  1. Decoración a gran escala

A la hora de decorar la mesa, es hora de que des rienda suelta a tu imaginación: globos, banderines, guirnaldas, pompones, flores, lazos, jaulas metálicas… ¿Cuál es la temática de la boda? Ahí hallarás la inspiración que necesitas.

  1. Cartelitos explicativos

A juego con el resto de la cartelería nupcial escogida, puedes colocar junto a cada recipiente una pequeña pizarrita o marco de fotos que informe de su contenido. Una sencilla y decorativa manera de vestir la mesa, que resultará asimismo muy útil a las personas con alergias o intolerancias alimentarias: frutos secos, lácteos, gluten… Es importante también que esta zona disponga de una óptima iluminación para que todo se pueda ver sin problemas.

  1. Profesionales al rescate

Si, a pesar de todas estas pistas te sientes perdida, no dudes en consultar a los especialistas. Tanto los maestros pasteleros como los responsables del catering, del banquete o los wedding planner sabrán qué contenido y qué forma debe tener un candy bar adecuado para tu enlace.

El gran momento ha llegado. Tras el intercambio de las alianzas, tras saborear un banquete excepcional y después aventar el ramo de novia, podrás por fin disfrutar de esas magníficas canciones de boda que con tanto mimo has elegido y del candy bar. Sin duda, un sueño hecho realidad.