Los discursos son un elemento indispensable para cualquier tipo de boda. Generalmente son los novios quienes dan los discursos principales aunque cada vez son m{as esos momentos en que los invitados intervienen en la boda para decir unas palabras ¿En qué momentos pueden ser incluidos?

EL DISCURSO DE LOS NOVIOS

Es muy rara la ocasión en la que los novios no den un discurso en su día, ya sea entre ellos o para los invitados. Estos discursos pueden variar según el tipo de boda y el momento.

Ceremonia religiosa

En la ceremonia religiosa no es habitual que  se incluya discursos, aunque a veces en las que los novios deciden dedicarse unas pequeñas palabras, con previa aprobación del sacerdote.

Ceremonia civil

En dicho tipo de bodas tienes mucha más libertad a la hora de dedicarse unas palabras el uno al otro, ya que los votos son una de las partes más importantes de estas ceremonias. Pueden ser originales, románticos, divertidos…¡la elección es suya! Si te falta inspiración en el momento de escribir sus votos, no dudes en pedir consejo a tu maestro de ceremonia.

Brindis

En tal momento, el discurso no es entre los novios, si no que ellos dedican unas palabras a sus invitados. El momento del brindis puedes hacerlo en el aperitivo o a la entrada del banquete, que es lo más habitual. El discurso que den a tus invitados en dicho momento depende de ustedes y lo que quieran decir, pero normalmente suelen ser palabras de agradecimiento.

DISCURSO DE LOS INVITADOS

Es normal que en una boda los amigos o familiares de la pareja les quieran dedicar unas palabras, darles una sorpresa.

Ceremonia religiosa

En la ceremonia religiosa no es muy habitual los invitados den discursos, Hay veces en las que el sacerdote que oficia la ceremonia, permite que al final de la misma un familiar o amigo de la pareja les dedique unas palabras a los recién casados. En dicho caso, es recomendable que el discurso tenga un tono más protocolario y formal y no se extienda mucho en el tiempo.

Ceremonia civil

Al igual que los votos de la pareja, los discursos de familiares y amigos son una parte fundamental de la ceremonia civil. Se preparan con anticipación para que sean lo más personalizados posible para la pareja, y suelen emocionar a todos los presentes. Se recomienda que no sean más de 3 o 4 personas, y que no pasen de unos 3 minutos cada uno, para no alargar demasiado la ceremonia y mantener la atención de todos los invitados . en dicho caso, el oficiante te ayudará a que seleccionen el número de discursos que mejor encaja con la boda y te dará los consejos que hagan falta.

Si tienes que dar a decir unas palabras en la ceremonia como invitado, lo más recomendable es que seas natural y positivo, lleva el discurso escrito por si los nervios te juegan una mala pasada y agregue un toque divertido con alguna anécdota de la pareja.

Momentos especiales

Además del momento de la ceremonia, hay veces que los invitados preparan alguna sorpresa a los novios en el momento del banquete . si tienes pensado hacerlo, lo más recomendable es que sea el momento de los postres o el café para no alargar el banquete o interrumpir el servicio.

Lo normal, es que alguno de los invitados de un pequeño discurso para poner en contexto esta sorpresa y dedique unas palabras de cariño de parte de los invitados a la pareja. al igual que en los discursos de ceremonia, no es recomendable que se alargue por más de 3 minutos y que intentes sorprender gratamente a todos.