Después de que se han comprometido para casarse, la primera recomendación sobre los preparativos de boda es que deben disfrutar los primeros días. No te llenes de información desde el primer momento ¡puede resultar algo abrumador!. 

Puesto que hay mucha información, blogs, proveedores, inspiración… y tanta información de repente te puede generar muchas dudas. A partir de a este momento, viene el segundo consejo que es importante aplicar desde el primer momento: a disfrutar de los preparativos. 

Después de un tiempo, llegará el momento en que comiences a pensar con profundidad que fecha elegir, el lugar de la celebración, cada proveedor, etc. 

¿Cuándo y por dónde empezar? 

Comenzando con la primera pregunta, si apenas te has comprometido, un año antes es el momento indicado para comenzar a buscar lo más importante, como fecha, lugar de celebración y proveedores. Un año de antelación puede parecer mucho tiempo, aunque cada vez más parejas comienzas antes a organizar su boda. Si dejas pasar unos meses, es probable que algunos de los proveedores que te gustan ya no estén disponible para tu fecha. 

Ahora a la pregunta de por dónde comenzar, lo primero que debes saber es, que hay que hacer un calendario de bodas; es importante que organices cada parte en el momento oportuno y combinándolo con periodos de descanso, ya que continuarás teniendo compromisos, viajes, quedadas con amigos, épocas de mucho trabajo…y es importante saberte desconectar y disfrutar del proceso de organización de tu boda. 

Los primeros pasos que debes realizar con 12 meses de anticipación serían los siguientes: 

  • Hacer con una libreta o crear una carpeta en el ordenador donde tener todas las ideas que vayas teniendo para la boda 
  • Definir el estilo de la boda: ya sea una boda clásica, vintage, moderna… 
  • Definir de cuánto presupuesto dispones 
  • Decidir el tipo de boda: civil o religiosa 
  • Crear una lista aproximada de invitados 
  • Contratar un wedding planner 
  • Elegir el día y hora de la boda 
  • Elegir y contratar el lugar de la ceremonia y del banquete 
  • Contratar al fotógrafo y al videógrafo 
  • Comenzar con las gestiones legales necesarias para la ceremonia bien sea civil o religiosa 

Finalmente, ya que tienes una idea más clara de cómo gestionar el inicio de los preparativos de tu boda, checa unos consejos que son muy esenciales para que todo salga perfecto. 

  • Planificar: para disfrutar de los preparativos sin que te sientas muy agobiada es muy importante la planificación. Debes hacer un calendario con los pasos a seguir para no dejaros nada atrás. 
  • Poner un presupuesto límite: es indispensable que antes de contratar ningún servicio sepas cuál es el presupuesto del que dispones y cuánto vas a dedicar a cada proveedor, ya que hay que si no haces este ejercicio al principio quizá a falta de dos meses para la boda te des cuenta de que has sobrepasado tu límite y aún te quedan cosas por contratar. 

Y obviamente, lo más importante también es que contrates un wedding planner con el que puedas asegurarte de que cada paso se realice como deseas.