Carolina y Lucas tuvieron que posponer su boda por la pandemia. Para lograr que la fecha elegida y que habían grabado en sus alianzas tuviera un significado contactaron al creador de Tu Ceremonia, quien desde hace décadas ha realizado bodas personalizadas. Así, lograron un festejo único con 20 invitados. Intercambiaron sus alianzas y tuvieron el anhelado baile. Cómo son las nuevas celebraciones virtuales.

En los primeros días de cuarentena, Javier recibió un mensaje de una pareja que tenía como fecha de boda el 18 de abril del 2020. Eran Carolina Gobatto de 33 años y Lucas Cullari de 32 años, quienes tenían 9 años de novios. “Veníamos esperando este día con gran ilusión. Estaba todo listo, salón, iglesia, catering, DJ. Tener que posponerlo a noviembre no fue una decisión fácil, estuvimos muy angustiados haciendo nuestro duelo” relató la novia.

 

Una semana antes de ese gran día, Carolina halló el detalle del grabado de la fecha en las alianzas. “Tenemos que darle un significado a este 18 de abril, por algo lo habíamos elegido. Busqué ideas y encontré a Tu Ceremonia”, añadió.

Durante esos años de carrera un plan virtual tomó por sorpresa a Javier, pero los tres hallaron la forma de hacer algo especial y original. “Mandamos una invitación con el link de Zoo para ese sábado a las 20 horas sin adelantar detalles, sólo aclaramos el dress code: elegante sport”.

 

Cerca de las 20:20- “porque en toda fiesta hay impuntuales”, se conectaron los 20 invitados. En una de las pantallas estaba el maestro de ceremonia, en la otras los novios. Carolina con su vestido blanco de civil y Lucas con su traje, los amigos y familiares no se quedaron atrás. “Se habían puesto lindo, peinados, maquillajes” contó la novia.

Así arrancó con el discurso de Javier, se intercambiaron los votos, algunos mensajes de los testigos y el esperado momento de las alianzas. Cerca de 30 minutos de pura emoción “Jamás pensamos que nuestro monoambiente de Boedo podríamos montar un casamiento, mucho menos que sería conmovedor. Vivimos esa noche de una manera hermosa”.

La distancia no les quitó ningún ingrediente de este importante día, fue muy gratificante para todos. Después de esta ceremonia #CasateEnCasa es un hecho y ya se podrá adaptar a cada contexto.

Después de la ceremonia, el festejo de Carolina y Lucas continúo hasta la madrugada. “Nos quedamos conectados hasta las dos de la mañana. Hubo tiempo para todo: bailamos, nos pusimos cotillón, brindamos e inclusive cortamos la torta. Todo fue alegría”.

Estos novios podrán casarse ya en presencia de sus amigos y familiares en noviembre, pero aseguran que le pudieron dar la vuelta con esta ceremonia y están felices por lo que vivieron.