Ya hemos hablado el día de ayer sobre los distintos tipos de escote que se pueden ser parte de tu vestido de novia, teniendo una gama que se va adecuando a tu tipo de cuerpo, y que te harán lucir esplendida en tu día B. 

Para esta segunda parte comenzaremos la descripción de los 5 tipos de escotes restantes que te presentaremos. 

 

El escote de ojal 

Este tipo es recto, con una abertura de lado a lado, pero no deja ver ni la espalda ni el torso; es muy elegante y favorece a las novias con cuello corto. Gracias a su sencillez te permite usar detalles más llamativos en el área  de la falda; aunque, tendrás que limitar tu joyería a unos discretos aretes de perlas o diamantes, y peinarte con el cabello recogido. 

El escote cuadrado 

O también conocido como rectangular es muy favorecedor para las novias con poco busto, y distrae la atención de unas caderas grandes, sobre todo si va acompañado de un corte imperio, a su vez, si llevas este estilo en tu espalda te hará lucir un poco más ancho. A este estilo de escote le va muy bien a cualquier peinado y accesorio, solamente procura que si tu vestido lleva muchos bordados y aplicaciones tu  joyería sea sencilla. 

 

El escote de corazón 

Es perfecto para los vestidos tradicionales que tienen corte princesa. Este cae desde los hombros en un diseño profundo formando un corazón. Para acompañarlo, puedes utilizar un collar largo; y con el cabello recogido lucirá muchísimo. 

El escote con solapa 

Este escote es ideal para una boda de etiqueta o formal que se vaya a llevar a cabo durante la noche, ya que gracias a las solapas anchas y el escote profundo lucirás muy glamurosa. Debido a lo llamativo del escote, es preferible que el resto del vestido sea

sencillo, con un corte recto o amplio en “A”. Como accesorios usa una gargantilla ancha o un vanguardista collar de piedras semipreciosas. 

 

El escote reina 

Este es perfecto para las novias más sobrias, con un estilo clásico y de mediana edad, ya que nos da un aire imperial gracias a que es alto en la nuca y profundo al frente. Debe usarse con el cabello recogido, sin collares y con pendientes pequeños. 

Un tip final 

Los bordados y aplicaciones se acostumbran llevar en el talle y escote del vestido. Si quieres que tu busto parezca más pequeño, procura que no esté muy cargado en esa zona; y para que sea vea grande busca uno con muchas aplicaciones.