Algunos de los primeros consejos que te dimos para tener todo en control el día de tu boda, se refirieron a detalles de decoración, la fecha, proveedores y los invitados; para los siguientes 5 consejos, debes tener en cuenta aspectos más relevantes, como el vestido, los días antes de la boda y por supuesto ese día tan importante, con lo que podrás tener todo controlado; y que la fiesta sea un éxito.

PREPÁRATE PARA EL RECHAZO

Debes tomar conciencia, existe una regla de que aproximadamente el 25% de tus invitados no asistirán a la boda; las razones pueden ser diversas, viven demasiado lejos, cuestiones económicas, coinciden con sus vacaciones, no pueden por temas de trabajo, familia etc. 

Por lo que, cómo máximo un mes antes de la boda debes asegurarte haciendo llamadas o enviando mail para que te confirmen su asistencia. 

Será crucial que te confirmen para saber a ciencia cierta el número exacto de comensales y sobre todo, para tener en cuenta si tendrás que alojar a aquellos invitados que viven lejos del lugar de la celebración. 

Aunque, podría suceder que todos acudieran a tu boda, porque es la boda más esperada del año que nadie se perdería!! 

NO SUBAS MUCHO EL PRESUPUESTO

Deberás llevar bien las cuentas, pues el presupuesto de una boda debe tener un equilibrio. No contrates a ningún proveedor sin antes haber elegido la fecha y te la hayan confirmado. Destina tu presupuesto a todas aquellas cosas que consideras más importantes. 

Realiza una lista y prioriza si ese el caso, en el vestido, detalles para invitados, el menú del banquete, la música, las flores, el fotógrafo; puedes tener una clasificación por categorías del 1 al 3. Siendo el 1 el más importante y el 3 el menos. 

No agregues demasiados detalles que resultan costosos y que en definitiva no juegan un papel importante como el de tu vestido o el menú del banquete. Menos siempre es más. 

Lo estético es importante, pero el contenido y la calidad lo es más. 

COMO ELEGIR  TU VESTIDO

Esta debe ser una elección hecha con inteligencia y selecciona a la persona o personas que mejor te conozcan, está bien que opinen y quieran aconsejarte, pero que no te hagan dudar sobre las cosas que para ti son importantes. 

Tú sabes bien tus gustos y sobre todo tu cuerpo; conoces que es lo que te va a hacer sentir cómoda, tampoco se trata de que vayas sola porque vas a necesitar la aprobación y sobre todo el apoyo de alguien de quien confíes. 

Si contratas un servicio wedding planner hazle partícipe y déjate aconsejar, será desde luego la opinión más objetiva de todas. 

Si te emocionas, buena señal, ese será tu vestido.

SOLO FALTAN 7 DÍAS 

Es importante que cuando solo falta una semana para el enlace, los novios deben descansar. Empieza una semana de relax ya que hay que llegar al gran día fresco y sin ojeras. Se recomienda que realices todo tipo de tratamientos de belleza durante esa semana. 

Desde blanquear tus dientes, tratamientos faciales, masajes, spa, por otro lado, se recomienda que los proveedores tengan el cronograma en mano, es decir, todos los detalles y eventos que acontecerán hora tras hora el día de la boda, con además las participaciones de amigos, familiares y personal contratado. 

Asegúrate que los discursos de los familiares estén preparados y ensayados, en su caso como marca la tradición, el padre del novio y el padre de la novia son los protagonistas. 

Hoy día no es estrictamente necesario que sigas esas reglas a rajatabla, pueden invertirse los papeles y sobre todo de lo que se trata es de que no sufra aquel familiar que no se desenvuelve bien hablando en público. 

ES EL DÍA DE TU BODA 

Debes tener todo bajo control, como que los invitados estén bien informados del lugar de la ceremonia, es decir ubicación exacta, los horarios y el transporte; no tomes llamadas ese día, tu déjate mimar, es tu día. 

Eso sí, encomienda esa labor a alguien de confianza, que lleve un listado de todos los proveedores involucrados por si surgieran problemas y hubiese que contactarles; ahora que si contratas servicio wedding planner esa labor le corresponde. 

Con dicho servicio, te ahorrará a tí y a tu familia evitar el estrés y principalmente disfrutar del gran día. 

Si llevas acabo dichos consejos te anticiparás a los imprevistos más comunes que suceden los días de boda, toma nota y controla la situación.