La sesión fotográfica de tu boda es un momento muy importante, pues en ella se quedará plasmado uno de los días más significativos de tu vida, por lo que, la pareja debe lucir esplendida, y aunque no lo creas existen algunos trucos para que las fotos de tu boda salgan aún más perfectas. 

Un tip muy importante es que debes comer sanamente y beber agua o jugos naturales antes de la sesión, pues estos ingredientes serán parte fundamental para reflejar una piel radiante e hidratada. 

Así que, tres noches antes de la boda, trata de dormir por lo menos 8 horas completas, pues los efectos del desvelo se notan muy rápido en el rostro. 

Contrata a un buen estilista pues el maquillaje y peinado son muy importantes para salir bien en la sesión, deben ser una persona muy profesional capaz de resaltar tu belleza de manera natural, y por supuesto debes pensar en el manicurerecuerda que tus manos dirán más que mil palabras y todo se verá reflejado en tus fotos. 

Debes elegir locaciones que vayan conforme a la personalidad de ambos novios, para que al momento de comenzar la sesión tengan una soltura muy natural y no se vean unas fotos muy forzadas. 

Debes pedir asesoría a tu fotógrafo sobre los ángulos que mejor les favorezca, ya que él los va a guiar para hallar la pose perfecta. 

Cuenta con un kit para retocar tu maquillaje en caso de emergencia, algo de polvos traslucidos y brillo labial, te sacarán de un apuro. 

Finalmente debes recordar, estar relajados, sentirse muy cómodos y dejar de lado el nerviosismo, para que tus fotos salgan realmente maravillosas.