Cada ves están más en tendencia las  sesiones pre-boda, son un espacio ideal para disfrutar en pareja del compromiso y tener buenos recuerdos.

Durante el compromiso, no todo es organizar el matrimonio, además habrán momentos para disfrutar en pareja y celebrar esa etapa que están comenzando.

Programar una sesión pre-boda puede ser buena idea para compartir en pareja y dejar un recuerdo fotográfico de esos meses previos al matrimonio, o bien usarlas para la decoración o las invitaciones del gran día.

¿Qué es una sesión pre-boda?

Una sesión pre-boda o también conocida como engagement shoot, es una sesión fotográfica que, como lo dice su nombre, se hace antes del matrimonio.

Es ideal para que tengas una conexión con el fotógrafo de bodas que has elegido, además de que te ayudará a que se sientan más cómodos con la cámara y conocer mejor la manera de trabajo del fotógrafo para el día de su matrimonio.

En este artículo te ayudaremos a que resuelvas algunos puntos clave de una sesión pre-boda y te daremos consejos con los que puedes aprovechar más ese día e ideas originales para hacer con dichas fotografías.

Elección del lugar

Para que organices tu sesión pre-boda lo primero será que contactes a un fotógrafo para que obtengas los detalles del servicio que brinda, si tiene un costo extra, cuantas horas y lugares puedes visitar y también cuántas fotografías les entregará. Una vez que han dejado claro todos los detalles, entonces definirás la fecha, el lugar y los demás detalles.

Lista de lugares

Si aún no tienes idea de que locación elegir para tu sesión, pueden hacer una lista con algunos lugares que para ustedes tenga un significado especial, por ejemplo, el lugar donde se conocieron.

Además, se puede hacer la misma lista, pero con lugares que no conocen y le gustaría visitar juntos.

Programar alguna actividad

Tu sesión pre-boda podría ser además una actividad que ambos disfruten hacer, como una pequeña escapada a la playa, o subir a la nieve en invierno, un picnic, o un atardecer.

Si son una pareja un poco tímida, toma en cuenta esos lugares en los que inevitablemente habrá muchas personas pasando mientras dure la sesión.

Por otro lado, si lo suyo es la naturaleza y los parques, tengan en cuenta los horarios de entrada y salida, para que puedan programar la sesión fotográfica en esas horas. Lo mismo si se trasladará fuera de la ciudad para ello.

Si aún no puedes decidir el lugar ideal para tu sesión pre-boda, tu fotógrafo podrá darte algunas ideas de lugares para visitar según su experiencia.

¿Cómo vestir para una sesión pre-boda?

El look para una sesión estará siempre en relación con lo que hayas acordado con anterioridad, la locación, la época del año y también la hora. Lo principal es que elijan prendas con las que se sientan cómodos e identificados.

La vestimenta que llevan le dará también el carácter a las fotografías y a la sesión completa, ya sea, sofisticado, romántico, clásico, relajado o chic.

Más de un look

Puedes llevar de una tenida para cambiarte en mitad de la sesión. Obtendrás un set de fotos mucho más completo y original.

Complementarse al vestirse

Además puedes planear sus vestuarios para que combinen o se complementen. Pueden usar un color característico para resaltar, o colores neutros para resaltar la locación que han elegido.

Maquillaje y peinado

No necesitas una prueba de peinado, ni maquillaje profesional para dicha sesión. Sencillamente puedes arreglarte como lo harían para una cinta juntos. Debe ser algo con lo que te sientas cómoda y bella.

Lo importante en todo esto, es que para ese día lleven un look que salga un poco de lo que están acostumbrados a usar en el día a día. Puede ser desde el peinado, el corte de pelo o los accesorios que usarán, hasta algo mucho más producido.

Para la sesión pre-boda

Prepárense con anticipación y tengan en cuenta los tiempos de movilización. Así puedes aprovechar mejor la sesión fotográfica. Relájense, su fotógrafo sabrá guiarlos en cada fotografía y les sacará partido para obtener muy buenos resultados. Disfruten y pásenlo bien.

Llevar complementos

Si buscan fotografías mucho más dinámicas, pueden llevar varios elementos para jugar ese día, como globos, fotografías impresas, paraguas de tela, algún recuerdo especial para ustedes y por supuesto, el anillo de compromiso.

¿Qué hacer con las fotografías pre-boda?

Finalmente, cuando ya tienes la fotografías en tus manos desearás mostrarlas a todo el mundo, pero también puedes guardarlas e irlas usando de a poco en ideas originales para tu matrimonio.

Para retratos y posters para la casa

Puedes enviar a imprimir algunas de tus fotografías favoritas y decorar algunos rincones de la casa con tu sesión pre-boda.

Invitaciones del Matrimonio

Además puedes incluir fotografías en tus partes de matrimonio si aún no los han mandado a hacer. Será una sorpresa para tus invitados y ser verá muy personalizado.

Sitio web de novios

Si son más tecnológicos y han diseñado un sitio web con los datos de la boda para sus invitados, podrán incluir más fotografías en ese espacio y compartir por ejemplo, cómo se conocieron.

Identificadores para las mesas

Si buscas un matrimonio totalmente personalizado, los pequeños detalles importarán. Podrías incluir diferentes fotografías a cada identificador de la mesa, de esta forma, tus invitados podrán recorrer y compartir parte de su historia como pareja.

Tarjetas de agradecimiento

A quienes fueron a tu matrimonio, o bien, quienes te has hecho un regalo, podrás darle una pequeña tarjeta de agradecimiento con una fotografía de ambos.

Finalmente, planear una sesión pre-boda les ayudará a compartir tiempo como pareja y entrar en confianza con el fotógrafo que estará en el matrimonio, y claro está, tener una bella colección de fotografías que podrán usar en la organización de su boda, creando detalles que le darán ese toque más personal a su gran día.