Tradiciones para el día de la Boda

Cómo en todo ritual, las novias siguen algunas costumbres el día de la boda, te has puesto a pensar ¿cuáles son?

Una boda siempre está llena de tradiciones y muchas de estas son exclusivas de la novia; por eso hoy te contamos lo que se ponen, hacen y dejan de hacer el día de la boda, tal vez por tradición o quizás por superstición.

Usar un Vestido Blanco

Es tradición que la novia se case portando un vestido blanco, se le atribuye a este color el significado de la pureza, inocencia y virginidad de la novia.

Pero en realidad, la moda de lucir un vestido blanco el día de la boda la impuso en Inglaterra la reina Victoria, al llevar un esplendoroso atuendo blanco para el día del matrimonio, ante de ello las novias vestían de cualquier color.

Por dicha tradición, algunas mujeres no se sienten cómodas de llevar el color blanco si son viudas, divorciadas o si ya tienen hijos; pero como ves, el origen de llevar un vestido blanco fue más bien por moda que por cuestiones morales, así que cualquier novia puede ir vestida de blanco.

Velo de Novia

Diversos significados se le ha dado a que la novia use un velo para la boda a lo largo del tiempo:

En la antigüedad los matrimonios eran arreglados , los novios no se conocían, las novias llevaban un velo que cubriera su rostro para asegurarse de que el novio no se arrepintiera de casarse con ella si no le parecía atractiva.

Por otro lado, de acuerdo a las tradiciones medievales, el velo se usa para que se proteja a la novia de los malos espíritus, que se creía que los atraía a causa de su felicidad.

En algunas otras culturas, el velo de novia es un símbolo de sumisión y obediencia al novio y para algunas religiones, la novia debe lucir un velo que cubra su rostro por completo como símbolo de su virginidad y  de la protección de su modestia.

Lo puede levantar el padre al entregar a la novia, o el novio al comienzo o al término de la ceremonia.

Actualmente, ya no tiene un significado implícito, sólo se usa como un accesorio que complementa el ajuar de la novia.

Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul

 

Se trata de que el día de la boda, la novia lleve consigo estos cuatro amuletos que le darán buena suerte.

No es necesario que sean objetos grandes, sino pequeños detalles que se pueden conseguir con facilidad, pueden proporcionarlos la mamá, la hermana, una amiga o cualquiera de la familia.

De acuerdo a la costumbre, llevar “algo viejo” representa la continuidad y la conexión con el pasado y la familia.

“Algo Nuevo” simboliza el optimismo y espera hacia el futuro, a la vida nueva que comienza.

Si la novia lleva “Algo prestado”, de alguien felizmente casado, se contagiará de su buena fortuna en el matrimonio.

“Algo azul” significa amor, pureza y fidelidad; si buscas ideas para llevar algo azul el día de tu boda; puedes inspirarte con estas Ideas Originales para tu “Algo Azul”.

Aventar el Ramo a las Solteras

Es tradición en algún momento de la fiesta, que las invitadas solteras se reúnan en la pista, y que tras bailar alguna canción o pasear en culebrita por todas las mesas, la novia lanza al azar su ramo para que una de ellas lo atrape. Se dice que la ganadora del ramo, será la próxima en casarse, tal vez sea cierto o no, las que deseen casarse deberán entrar en la batalla por el ramo.

Usar un liguero

Otra tradición que la novia use un liguero en la pierna derecha, oculto debajo del vestido; en la fiesta, el novio se lo quita y lo avienta al azar entre los hombres solteros invitados, de la misma forma que la novia hace con su ramo.

Antes se creía que el liguero era una especie de amuleto de la suerte con propiedades mágicas, y quien se lo llevaba, orgullosamente lo portaba en el sombrero; los invitados era quienes lo tomaba de la novia, pero la costumbre cambió y ahora es el esposo quien lo quita y lo regala a los hombres solteros de la fiesta.

También es costumbre que el hombre que ganó el liguero, baile una canción con la mujer que haya ganado el ramo de la novia.

Algunas novias suelen usar dos ligueros, uno para aventar y otro para conservarlo de ese día especial; los dos se colocan en la misma pierna.

No usar perlas

Desde antaño, el usar perlas el día de la boda es de mala suerte, ya que simbolizan las lágrimas y usarlas el día de la boda traerán muchas tristezas al matrimonio, así que si eres algo supersticiosa, entonces no uses perlas ese día.

Que el novio no vea el vestido

Se cree que es de mala suerte que el novio vea el vestido de la novia antes de la boda; por ello el novio, no acompaña a su pareja a elegir vestido, ni a las pruebas, ni siquiera le pregunta a la novia cómo es.

Muchas novias inclusive lo mantienen en secreto y nadie sabe cómo es el vestido hasta el día de la boda.

 No ver al novio antes de la ceremonia

Se cree que es de mala suerte que los novios se vean antes de la ceremonia, pero más bien es por el punto de arriba y porque la novia desea darle la sorpresa al novio de cómo se ve hasta la ceremonia.

Si te gustaría seguir la tradición de que tu novio no te vea, pero deseas compartir un momento con él antes de la boda, quizás para tranquilizarte o para hacer una oración juntos, pueden entonces hacerlo vendándole los ojos, o pueden hablar por medio de la puerta.

A pesar de que no creas en la mala suerte, añadirle misticismo a la boda la hace más especial, y todas estas tradiciones de la novia, le brindan un encanto más a ese día tan especial ¿No lo crees?