En México son distintas las tradiciones que se adoptan y que previenen en las bodas; algunas son propias y otras provienen de diversas culturas; por eso te presentamos las costumbres más populares que existen en las bodas mexicanas. 

Posiblemente ya conoces que el vestido debe ser blanco, que los novios no pueden verse antes de la ceremonia, que deben partir juntos su pastel de boda elegante; aparte de dichas costumbres y muchas más, hay algunas en especial que están arraigadas en nuestro país, ¿Deseas conocerlas? 

No usar perlas 

En la antigüedad en Roma, las perlas eran símbolo de lágrimas de los ángeles, por lo que eran asociadas al llanto de la novia en el matrimonio. “¿Y si deseas decorar tu peinado para boda con perlas?, en otro caso dichas joyas son portadoras de amor para los griegos, así que es cuestión de ideología, pero en general, en México las novias por tradición, no usan perlas. 

Ramo para la virgen 

Si tu vida será católica y te mantendrás apegada a la tradición, la novia deberá portar tres ramos. No se necesita que sean iguales, así que puedes revisar el catálogo de ramos de novia en busca de tus mejores opciones; el primer ramo será para la ceremonia y es el que suelen conservar; uno más sencillo es para que sea lanzado a las invitadas solteras; para este caso, muchas novias eligen un ramo de novia artificial ¿Y el tercero? Ese es el que se deja como ofrenda en la iglesia para la virgen. 

Elegir padrino para todo 

Conforme a su significado, los novios asignan como padrinos de velación, anillos, arras, ramo, cojines, Biblia y rosario a los familiares o seres queridos más cercanos, a su vez, algunos amigos o familiares se ofrecen para contribuir en costear los recuerdos de la boda, la fotografía y video, incluso el salón y el banquete. 

Aventar las copas 

La esencia de dicha costumbre radica en que romper algo de cristal, por eso se eligen sean las copas del brindis, al concluirlo, pues se dice que entre más cristales rotos, más años de matrimonio feliz. 

La víbora de la mar  

El ritual de este baile se inspira en la danza de las flores, se trata de que los esposos se coloquen en pie sobre dos sillas, y deberán mantenerse unidos de las manos o como indica la tradición por el velo o la cola del vestido de la novia. 

Los invitados pasarán por debajo del arco que se forma, en representación de los problemas que podrían acontecer en la pareja en un futuro, si los novios se caen, significa que los obstáculos pueden más que la relación; también se supone que las personas que sostienen a la pareja siempre estarán cerca para apoyarlos. 

El juego de la liga 

Este se remonta a Francia en el siglo XVI, un jirón del ajuar de la recién casada era de buena suerte para los invitados; así que la perseguían y destrozaban su vestido, con los años, dicha tradición evolucionó para mantener aparte a los caballeros impetuosos y se le brindó el honor al novio para quitarle la liga a la novia para después que la lanzará a los invitados casaderos. 

Billetes en el ajuar de los novios 

Esta quizás es una polémica tradición que tiene por objetivo desear prosperidad a los recién casados, ayudándolos económicamente para iniciar con su nuevo hogar o para la luna de miel. En su versión original se realiza cuando los novios abre la pista y al terminar la primera canción, los invitados pueden acercarse para colocarles billetes en sus trajes; aunque también se acostumbra que recorran las mesas ya sea para que los invitados les coloquen en el traje y el vestido los billetes, a la novia en la cola o una zapatilla. 

El muertito 

Esta costumbre consiste en que los invitados cargan al novio por el aire, como si llevarán un ataúd; es un tanto humorístico que alude a que al casarse ha muerto; por estar atrapado en el matrimonio. Esto quiere decir que el novio se está despidiendo de su vida de soltero y se compromete a pasar su tiempo con su esposa y en el futuro los hijos; en algunos casos, los invitados tras darle una vuelta por el salón, al son de la “marcha fúnebre”, lo avientan una y otra vez por el aire.  

El mariachi 

En México las bodas son uno de los grandes acontecimientos y por tanto una perfecta oportunidad para una gran fiesta, en la que además de la comida, el baile, los postres no debe faltar un “mariachi”, generalmente puede acompañar la boda cuando llegan los novios al lugar o  al final pues desean cerrar con broche de oro la velada, con melodías muy alegres. 

Los chilaquiles 

Esta es sin duda una de las tradiciones más nuevas, y muy auténtica de las bodas mexicanas, es muy opcional, y está muy en boga, ya que las fiestas se prolongan hasta altas horas del siguiente día, para celebrar el éxito de la fiesta, se reparte un buen plato de chilaquiles picosos, que cada vez más los novios lo eligen. 

Las tradiciones sin duda son ese ingrediente esencial que le pone sabor a tu día, puede que ser que no dudes en portar las tradiciones de los “algo”, o el no ver a tu pareja hasta la ceremonia de boda, pero sin duda las tradiciones están para que las cumplas o las evites ¿Tú cuáles harás?