Hay muchos factores que se deben considerar en la elección de tu vestido de novia; entre los más importantes se pueden enumerar la forma de tu cuerpo, las condiciones climáticas de tu región o sencillamente la temática o estilo general de ti boda. 

Aunque a primera vista no parecieran ser tan decisivas, las mangas son un elemento del vestido que no tiene únicamente aplicaciones prácticas, sino de complemento y matiz en tu diseño de imagen. Desde su sola presencia puede marcar un tono y además un ánimo en el día de tu boda. 

Si bien es natural que para la elección debes considerar factores que incluyen tendencias de moda, el diseño de estilo para el evento o los pronósticos climáticos para el día y región, es en última instancia tu comodidad como novia la que debe marcar la pauta. 

Mangas cortas 

Tirantes 

Este tipo de mangas es la ideal para las novias que tienen busto prominente, permitiendo la imagen y comodidad de un strapless corazón o un escote en V, pero con la seguridad en el movimiento que nos da un soporte, pues así se evitará la necesidad de acomodar cada tanto el vestido. 

Por otro lado, variando el grosor de los tirantes agregarás versatilidad a tu elección. 

Manga camiseta o corta 

Dan confort y comodidad, pues dan soporte al busto brindando movilidad, un factor a considerar es el hecho de que, si tu torso es pequeña de por sí, puede dar la sensación de acortar tu figura. 

Por otro lado una de sus ventajas es que se pueden ocultar zonas con las que no siempre te sientes a gusto, ya sea por que has perdido peso de forma reciente, o si se te forman los odiados rollitos, este tipo de mangas ayudan a disimular la flacidez o estrías en dicha zona de los bíceps. 

Manga sisa o casquillo 

Esta es una manga pequeña, redondeada, que cubre en su mayoría los hombros y una pequeña porción del brazo, un punto a su favor es que disimula imperfecciones en los hombros, si existieran. 

Es recomendada para novias con brazos delgados y hombros pequeños. 

Manga de globo 

Las caracteriza un abombamiento en la parte superior del brazo; son ideales para novias esbeltas de brazos delgados, que realzan su figura, definitivamente no se recomiendan si tu figura es gruesa. 

Presta cuidado para no exagerar en el volumen de las mangas, pues hacerlo podría estar en detrimento de la delicadeza. 

Mangas de tres cuartos 

Su extensión llega a la mitad del antebrazo, entre el codo y la muñeca. Su estilo aporta elegancia, perfecto para una boda formal, suelen ser ceñidas, pero procurando la comodidad. El encaje o las transparencias quedan ideales para este tipo de mangas. 

Manga larga 

Debe abarcar todo el brazo, desde los hombros hasta la muñeca, y aplica tanto para vestidos cortos o largos, a pesar de que te presenta una ventaja en temporada invernal, ya que provee abrigo, no debes renunciar a dicha tendencia si te casas en verano; en los materiales está la clave para tu completa comodidad: de gasa o encaje, tú decides. Como extra, para las novias bajitas o de complexión gruesa da una impresión de altura o delgadez. 

Encontrar el vestido de novia ideal no es solo cuestión del diseño, estilo o moda, si no que tienes que encontrar un equilibrio y que la imagen refleje la trascendencia de dicho momento tan especial, realzando lo mejor de tus atributos, te acercas a tu vestido ideal cuando encuentras uno que en la comodidad realce tu belleza corporal, esperando que esta guía te haya sido de utilidad.