¿Sabes que es el Bajo-Plato o una Minuta? ¿Te has encargado de hacer Sittings o el número de mesa?

Existen elementos que no deben faltar en la mesa de tu banquete de bodas y que deben ir colocados de una forma determinada, te ayudamos a descubrir cuáles son. Si estás en el proceso de organizar tu vida, debes saber que el menú y las mesas de tu banquete nupcial son dos de los elementos a los que más atención se debe prestar; en el caso de las mesas de tu banquete, existen elementos que no deben faltar y que deben distribuirse de una forma determinada según indica el protocolo.  Para que no se te escape nada y organices todos y cada uno de los elementos como corresponde, continúa leyendo.

Cosas que no pueden faltar  en las mesas de tu banquete de bodas 

El centro de mesa: puedes dejar que el salón o el wedding planner se encargue de eso o en su caso ocuparte tú, si deseas algo en específico; puede ser elevado o bajo, estar adornado con flores, velas, recipientes de cristal o cualquier otro elemento decorativo que se te ocurra; por eso te recomendamos que elijas centros de mesa acordes con el lugar y el estilo de la boda.

El mesero: cada mesa se debe identificar con un correspondiente nombre o número, que se puede colocar cerca del centro de mesa, lo que ayudará a los invitados a que encuentran pronto su lugar o que deberá ser especificado en el setting plan que se sitúa a la entrada del salón.

El mantel:  salvo que coloques tus propios manteles según sea el estilo de tu boda, este elemento será decidido por el planificador de acuerdo al tema que hayas elegido, puede ser blanco, de algún color en concreto o inclusive estampado, además puede ser liso o con diversas texturas.

El bajo-plato: será lo primero que encuentren los invitados al sentarse a la mesa, de acuerdo a la costumbre del salón se retirará antes de servir el entrante o se dejará como base de los platos que se vayan agregando a continuación, puede incorporarlo el lugar o el catering, en cuyo caso, será quien decida el estilo, junto contigo, ya que podrás decidir de que material, color o estilo es más adecuado para tu boda.

La servilleta doblada: esta debe ir debajo del plato o a la derecha de éste; y será del color que mejor combine con los demás elementos, o puede ir en tonos claros.

Los cubiertos: todos lo que se vayan a usar para los distintos platos del menú se deben colocar desde el comienzo, al lado derecho estarán los diferentes cuchillos y la cuchara, y a la izquierda de los tenedores: el orden de disposición será el mismo que el de los platos y de fuera hacia dentro; los cubiertos de postre se colocan delante del plato y a la izquierda de ellos el plato con el pan.

Las copas de agua, vino tinto y cava: se colocan detrás de los cubiertos de postre y en este orden.

La minuta: el papel en el que se detalla el menú, cada vez más se hacen minutas personalizadas, acordes con el estilo de la boda o a juego con el resto de la papelería; se puede colocar sobre el sobreplato o de pie, delante o detrás de las copas; no es obligatorio que se coloque una minuta por comensal.

El sitting: si deseas que cada quien conozca en la mesa donde se debe colocar, entonces es posible que en cada espacio se ponga el nombre del invitado, puede ir sobre el sobreplato, la minuta o a un lado de ésta.