Son cada vez más las parejas que deciden casarse en un lugar distinto al que residen, con el fin de prolongar la celebración del día más importante de sus vidas junto a sus seres queridos. Si además tú has pensado en celebrar tu boda en otra ciudad, toma nota de algunas recomendaciones que te asegurarán al éxito. 

Aunque hasta hace unos años lo habitual era celebrar la boda en la ciudad donde residían los novios, hay una tendencia que va ganando adeptos, que es la de buscar un marco distinto para organizarla. 

Los motivos para celebrar tu boda en otra ciudad pueden ser muy diversos: que la elegida sea la ciudad de tus sueños; que sea la ciudad natal de alguno de ustedes y de tu familia; que la oferta de los proveedores de tu ciudad de residencia no encaje con tus gustos o deseos; y deseas aprovechar la boda para hacer una escapada turística o cultural con los invitados, alargando varios días o un fin de semana la celebración. 

¿Dónde y cuándo te gustaría celebrar tu boda? 

Lo primero que debes decidir es dónde y cuándo te quieres casar. Si además a ti te seduce la idea de celebrar tu boda en otra ciudad, pero no tienes claro en cuál, puedes elegir una que esté bien comunicada y que pueda conectar a los invitados de distintas procedencias. 

Allí podrás combinar la boda y quizás un plan turístico para tu familia para que tus amigos y familia puedan conocer esa ciudad. 

Eso si, lo más importante es que prevengas la fecha y avisar a los invitados con suficiente anticipación, para que aquellos que tengan desplazarse desde más lejos y se haga de noche en esa ciudad puedan organizarse con tiempo. 

Sondea a tus invitados y valora el alojamiento 

El que obligues a un número importante de tus invitados a que se desplace y pasar por lo menos una noche en otra ciudad necesitará de organización. Para que el plan resulte perfecto, debes saber, cuanto antes, el número exacto de personas dispuestas a asistir. Desplazarse y alojarse es un gasto extra que quizás no todos estén dispuestos a asumir. 

El plan deber ser redondo si buscas una boda íntima y decidas asumir los costos del alojamiento de tus invitados. 

En uno y otro caso, lo que debe importarte es informarte acerca de los descuentos en alojamiento para grupos grandes; la idea es que optes por un hotel que se sitúe en el centro pues reúne algunas ventajas difíciles de encontrar en otros espacios urbanos para bodas. 

Si la boda se ha de realizar en un hotel, te brinda una posibilidad de celebrar tanto la ceremonia como el banquete en sus instalaciones, tanto en interiores como en exteriores; y te da la oportunidad de celebración para que pueda tener la boda soñada. 

Decide si requieres ayuda para celebrar tu boda en otra ciudad 

Si crees que la distancias puede ser un inconveniente para algunos de los aspectos organizativos de tu boda, puedes consultar los servicios que te brinden la finca, hotel o restaurante donde hayas de celebrar tu boda. 

Puede ser que te regalen los adornos florales de la mesa, la impresión de las minutas y el protocolo, la mantelería, o te asesoren para personalizar y adaptar tu celebración a tus gustos. 

Aunque, siempre es buen momento para que solicites un servicio de wedding planner que se ocupe de todo, incluido el papeleo previo el enlace. 

Puedes llegar a la ciudad antes que los invitados 

Un par de días con anticipación pueden ser perfectos para ultimar todos los detalles con calma. Si no has tenido ocasión de hacerlo con anterioridad, aprovecha para recorrer la ciudad y acabar de seleccionar los rincones que te guste compartir con los asistentes.