Uno de los momentos más importantes para una novia son las horas antes de su boda; pues siempre recordarás esa mañana llena de emociones encontradas toda tu vida; al despertar tendrás  una sonrisa y un cosquilleo en el estómago, pero intenta controlar esos nervios y ese miedo a que todo salga mal. Disfruta, déjate llevar y céntrate en convertirte en la novia más guapa del planeta. 

Así que para que todo vaya saliendo a la perfección y sin prisas, te damos algunos consejos que debes saber para esos momentos previos al gran día.   

Fija un horario 

Prepararte un horario es una de las cosas importantes que debes hacer días antes de la boda; aunque la boda se realice por la tarde debes tener los horarios muy cuadriculados, no te arriesgues a ir con prisas y olvidarte de cosas importantes; en muchas ocasiones los nervios nos traicionan y no nos acordamos de a qué hora llegaban el fotógrafo, el ramo de novia, la maquilladora y en fin todas las tareas que conllevan ese día. 

Desayuna sano y ligero 

¡Claro que el desayuno es la comida más importante del día! Y en el día de tu boda más; toma en cuenta, que durante la mañana no podrás comer tranquila, sentada y medio relajada, así que aprovecha ya que te levantarás temprano para disfrutar de un excelente desayuno y es que no se trata de que te comas todo lo que tengas por casa, pero sí oblígate a desayunar algo que te de energía durante toda la mañana: café, zumo o fruta; toma nota con esto evitarás el malestar y el rugido de tus tripas hasta la hora de la comida. 

Ten un momento de relax 

Como vas a tener el tiempo súper ajustado, dedícate una hora para ti sola, al terminar el desayuno, llena la bañera, ponte tu música favorita y disfruta de ese momento contigo misma. Otra de las cosas que puedes hacer es ponerte tu mascarilla favorita y limpiar e hidratarte la piel antes del maquillaje; recuerda son tus últimas horas de soltera, relájate y no pienses en situaciones que puedan alterar los nervios. 

La buena compañía 

El equipo que viva contigo esos preparativos y disfrute de esa mañana debe estar bien elegido; debes rodearte de tus mejores amigas, tu madre, tus hermanos y de quién tú creas que te hará sentir feliz y relajada y te hará reír; debes alejar de ti a personas que te pongan más nerviosa e irascible en esos momentos. 

Tanto para ese squad tan especial que te acompañe, como para ti, existe un outfit perfecto: las batas, para la novia y sus amigas; además, de que debes estar cómoda durante esas horas, mientras te maquillan, te peinan, etc.   

Ten todo lo necesario a mano 

Procura tener todo colocado o a mano para cuando lo necesites;  en la casa o la habitación habrá mucha gente, así que busca colocar todo el maquillaje, horquillas, peine, espejo y laca cerca para que no tengas que estar levantándote y volverte loca buscando. Al igual que el vestido, velo, zapatos y joyas, prepáralo con antelación todo colocado en un mismo lugar. ¡No te olvides del perfume! 

El tiempo vuela y no querrás olvidar nada antes de salir hacia la ceremonia. 

Disfruta al máximo 

Ahora, lo más importante es que respires hondo, sonríe y disfruta al máximo de los momentos previos y los que vienen a lo  largo del día. 

Ahora que ya estás lista, observate por última vez al espejo, toma tu ramo de novia y corre en busca de tu acompañante al altar, ya sea tu padre, hermano o un ser querido, y por fin darle comienzo a  uno de los días más especiales y felices de la novia más guapa del planeta.