Las mujeres siempre aman el  día que deben elegir el vestido de novia, es mucho más que comprar cualquier otra cosa en la vida, es toda una experiencia.

Y en el afán de elegir el mejor muchas veces se cometen errores que no se pueden corregir, a menos que te vuelvas a casar.

Por ello, los tips son muy importantes, trata de recordarlos o anotarlos para que no los olvides.

Probarte vestidos que están fuera de tu presupuesto

Esto sólo producirá en ti una frustración, el ver ese vestido hermoso, que te quedó perfecto, y que no puedes comprar, lo que podrá amargarte tu experiencia, por eso no te hagas daño tu sola.

Ir con muchas personas

Es cierto que deseamos estar muy seguras de tu elección, por lo que pensaremos que entre más opiniones mejor, pero no, llevar a muchas amigas, a tu mamá, tu suegra, y más; pues solo logrará más confusión y diferencia en los criterios, lo que puede herir susceptibilidades, así que 3 personas máximo.

Probarte muchos vestidos

De la misma forma que ir con muchas personas, el probarte muchos vestidos, sólo te creará confusión, por que después buscarás una combinación del escote de uno, la figura de uno y la  cola de otro, todo volviéndose un caos. Lo mejor que puedes hacer es elegir los modelos que más te gusten de acuerdo a tu figura y personalidad, esto hará más sencilla la elección en tienda; una regla de oro es; ¡Si no lo amas en la tienda no lo compres!

Comprar bajo presión

Esto es un punto muy importante, a veces las vendedoras te presionan y si te has probado ya 20 vestidos sueles sentir culpa si no lo compras; por eso, no compres nada si no estás segura.

Comprarlo con mucha anticipación

Si compras con mucho tiempo de anticipación por aprovechar alguna oferta, pues corres el riesgo de que no te quede por aquello de que tu peso puede variar, p que por el lugar de la boda o la hora, no sea el vestido indicado.

No dejes de aplicar estos consejos y que los compartas con tus amigas que estén en esa misma tarea.