Cuantas y cuantas veces has escuchado la frase “los fotógrafos de bodas son muy caros” en los últimos años, llevando hasta el punto en el que te hartas de darte cuenta de que la gente no valore el trabajo y lo que ello implica.

Cuando se piensa en una boda y sus recuerdos ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza?

Yo creo que lo primero son las fotografías de ese día. Algo que pasados los años mostrarás a tus hijos o nietos, para contarles lo bonito que fue ese gran día.

Entonces ponte a pensar un poco ¿realmente es caro un fotógrafo?

Por eso te decimos un poco de lo que implica su trabajo

Las horas de trabajo

Como cualquier trabajo cobra por hora su labor, por lo que se estandariza un costo, quizás haya quien cobre menos, o algunos que cobren más pero siempre hay que guiarse por la estadística.

El fotógrafo es prácticamente uno de los profesionales de bodas que más horas trabará en tu gran día.

Una boda suele implicar hasta 14 horas de trabajo o más (y es que ellos suelen estar desde que la novia comienza a maquilarse, hasta entrado el baile para no perderse ningún detalle), por lo que haciendo un cálculo rápido con el precio medio de lo que cobra un profesional del área y las horas que estará contigo,  el precio está en el promedio.

También se debe pensar en que si estará un solo fotógrafo o dos, ya que muchos de ustedes desean que se capturen los instantes en que se viste el novio y la novia, o los momentos más bonitos de la boda con todo lujo de detalles y eso una sola persona no lo puede realizar.

Por lo que es obvio que se cobrará el doble de lo que se podría cobrar por horas de una sola persona, aunque eso es algo que cada profesional lleva como desea, pero debes tomar en cuenta que se pagará a dos profesionales que estarán en dos sitios diferentes simultáneamente, todas las horas que los novios y sus invitados estén disfrutando y haciendo fotografías de absolutamente todo lo que sucede.

El transporte

Se desplazan en muchas ocasiones hasta donde les digas incluyéndolo en el precio hasta X kilómetros.

Y señalamos se desplazan, por que obvio todos los profesionales lo hacen, aunque el fotógrafo en muchas ocasiones es una decisión más personal, pues quizás admiras su trabajo y por eso deseas que sea sólo el quien inmortalice tu día.

Si se desplaza más de los kilómetros que incluye el precio del servicio, cobran el kilometraje a lo que tengan establecida, cada uno decide cuanto, aunque la mayoría cubren muchísimos kilómetros desde un principio.

Y ojo, que el kilometraje no es solamente la gasolina o el diese, si no también el desgaste que sufren las  ruedas, así como otros elementos del automóvil que se van desgastando con el uso.

El Menú

Sí, por lo general se pide que pagues el menú, y es lo de menos no crees, 14 horas de trabajo como hemos dicho antes sin comer ¿Estaríamos locos si no lo hacemos no?

Pues aún así, hay gente que no lo hace, y encima se queja de que lo pidan.

Un menú de staff generalmente, supone un platillo más de tu banquete, por lo que no es el fin del mundo.

El equipo de Trabajo

Si, el equipo de trabajo también se incluye en el precio, porque aunque sea una inversión, sin esa herramienta no podrían hacer las espectaculares fotos que tanto gustan.

Una cámara profesional puede tener un costo elevado, más los correspondientes objetivos, tarjetas de memoria y  baterías de reserva que se necesitarán para cubrir el día de la boda y todas las fotos que van a hacer.

El trabajo de edición

Ese, del que nadie se acuerda, ese, que nadie ve y que hace que las fotos sean auténticas y maravillosas, que logres un acabado que te enamora.

Ese, que además de ponerle un filtro como se piensa mucha gente, implica la selección minuciosa de las fotografías entre uno total quizás de 2000 o más.

Mirar una por una, que la luz sea la correcta, corregirla, lograr que cada foto quede en una misma gama de color y tonalidad que les caracteriza y muchas veces volver a seleccionar, para que ustedes tengan las mejores imágenes que se hayan hecho.

Piensa que si una boda son 14 horas aproximadamente, una edición no es cuestión de un día ni dos, así que puedes comenzar a hacer cálculos del costo, quizás de unos tres días de edición o más.

Los gastos extra

Un profesional también tiene otros gastos que implica su trabajo, como la electricidad, si lo hace desde su propio estudio, o peor aún el alquiler si lo hace desde un estudio rentado, además de otros gastos como la comida, los gastos de servicios del estudio.

Haciendo un pequeño resumen existen, gastos fijos que también se incluirán en ese presupuesto para tu boda, sin incluir quizás los gastos de la preboda.

Entonces aún piensas que un fotógrafo profesional es caro ¿Seguro?

A cada persona le gusta que le paguen las horas que trabaja, obviamente que a ellos también.

Así que cuando cheques el costo de tu fotógrafo, no pienses que es muy elevado su trabajo, pues lo que te está ofreciendo vale por todo esos recuerdos que te durarán toda la vida.

Finalmente, si aún piensas que es caro, entonces no es para ti, busca otra cosa, y no les quieras pedir rebajitas, y  cosas de ese estilo, para todos los profesionales, es como desvalorar su trabajo.