Quizás algunas personas siente que es exagerado e innecesario decirle a sus invitados en dónde pueden sentarse, pero si dejas que cada invitado se siente en donde desea, se producirá solo desorganización. Para prevenirlo, si a tu boda asistirán más de 50 invitados, se recomienda que tengas una planeación de quién se sentará en cada mesa. Lee los puntos a continuación y te darás cuentas de los beneficios. 

10 razones para asignar previamente las mesas de invitados 

  1. Los invitados se sentarán con personas afines, pues es una buena idea que se sienten personas conocidas, que al menos tengan temas, gustos o intereses en común.
  2. Tus invitados sabrán a dónde dirigirse; y no estarán dando vueltas por toda la fiesta buscando un lugar dónde sentarse. 
  3. Le dará formalidad a tu boda.
  4. Le dará una mejor ubicación para cada invitado; una de las ventajas de asignar previamente los lugares, servirá para decidir mejor el lugar para las personas que requieran consideraciones especiales. Podrán sentar a quienes sean mayores lejos de las bocinas o te asegurarás de que los familiares del novio no queden ubicados en el rincón. 
  5. Evitarás mesas con lugares vacíos; si cada persona elige donde y con quien sentarse, suelen quedar sillas vacías de por medio entre personas y otras, quedando muchos lugares de una silla vacíos. 
  6. Evitarás mesas con lugares demás: En el caso contrario al anterior, suele suceder que agregan más lugares en una mesa, para estar “juntos” los de la bandita. Y a la hora del banquete o cena, están todos apretados chocando codo con codo. 
  7. Evitarás además que las parejas se tengan que sentar en lugares separados porque les fue imposible encontrar dos lugares desocupados juntos. 
  8. Tendrás la oportunidad de prevenir que,por falta de lugares disponibles, personas que no se lleven bien queden sentadas cerca o en la misma mesa. 
  9. Integrarás mejor a los invitados que no estén acompañados; si alguno de ellos va sólo, puedes integrarlo en la mesa de algunos amigos que sabes que le harán plática y lo harán sentir en confianza. Tú puedes hablar anticipadamente con tus amigos “encargándoles” al invitado para uqe esté cómodo. 
  10. Puedes avisar sobre un platillo especial para alguien; si alguno de tus invitados es alérgico a algún ingrediente o si se le debe preparar un platillo distinto, es más fácil de ubicar en qué mesa deberá ir dicho platillo.

Como ves, el planear como se sentarán tus invitados tiene muchas ventajas, aunque sea un trabajo extra, vale la pena hacer un esfuerzo y todos se sentirán más cómodos con los lugares y las personas, y disfruten al máximo de la boda.