El día de tu boda, buscas que cada detalle salga perfecto, pues cada momento debe ser memorable, emotivo y que no deseas que nada quede al azar. Se sabe que los aromas te producen recuerdos, te transportan a ese momento de tu vida que significa algo para ti y cada que lo percibas regresará a tu cabeza ese momento.

Hay una gran variedad de perfumes para mujer, por lo que el día de tu boda debes buscar ese aroma especial que te lleve de nuevo a vivir esos momento de alegría al lado de tus seres queridos y pensar en cada uno de los momentos del día B. Por eso te dejamos 5 tips para saber como elegir un perfume para el día de tu boda, para que cautives por siempre al amor  de tu vida con tu aroma.

Siempre serle fiel a tu perfume

Todos tenemos un aroma especial con el que nacemos, para muchos es imperceptible pues estamos acostumbrados a nuestro olor, aunque siempre buscamos darle una ayudadita con un perfume artificial, ese que nos distingue cuando pasas y que has elegido para que te distinga.

En dicho caso, sabemos que el día de tu boda es importante, por lo que debes darle cierta fidelidad al perfume que usas cotidianamente, ese con el que tu pareja se enamoró de ti y que tu familia te identifica. Si en realidad siempre usas el mismo perfume, quizás no debas cambiarlo para que no confundas a nadie, sobre todo si tu futuro esposo te identifica con él, pues se supone que deberás ser la misma de siempre y en todo momento y qué mejor que serlo el día de tu boda y con tu aroma distintivo.

Modificarlo por ser un día especial

Por otro lado, si te aburre oler siempre a lo mismo, te puedes atrever a cambiar el aroma de tu perfume sin miedo. Para lo que debes tener en cuenta en que época del año se realizará la boda. Por ejemplo para la temporada de primavera-verano puedes usar notas frescas; durante el otoño-invierno los aromas sobrios o maderosos comulgan mejor con la época.

Debes procurar que el aroma permita percibirte ligera y relajada no tan sobria en dicho momento y los florales serán ideales para dicho fin. Debes recordar que eres la protagonista de la fiesta y junto con tu pareja seguramente formarán un conjunto que armonice con la celebración.

Puedes recurrir a la ciencia

Si tu objetivo es un aroma más exacto que esté acorde a tu olor corporal natural, además de que dure todo el día, entonces lo más recomendable es que visites a un experto en perfumería, para que cree un perfume único de acuerdo con tu ph, el que distingue a cada persona.

En este caso, el ph es muy importante pues dependerá de tu piel y grasa para aceptar de determinada manera la fragancia y variará de persona a persona de forma radical.

Como el tipo de piel también cambia, las personas con piel seca no conservan el aroma por mucho tiempo, por lo que se recomienda que usen fragancias más concentradas que contengan aceites esenciales, que son igualmente recomendables para pieles sensibles y con enrojecimientos.

Por el contrario, si tu piel es grasa o vives en un lugar con temperatura alta, se recomienda que uses un eau de toilette, pues suele ser más ligera y fresca para dichas situaciones, así nadie tendrá que padecer la intensidad y lo penetrante de tu perfume al pasar, por lo que debes tomarlo en cuenta.

Como ya te dijimos con anterioridad, el nivel de ph de una persona puede variar, dependerá de muchos factores; los expertos en salud mencionan que existe un nivel de ph normal que es de 5.50, en caso de estar por debajo, elige agua de perfume que es más ligera y evitar irritaciones, estar arriba de este nivel intensifica los olores.

Toma en cuenta en tu personalidad

Es importante que respetes el aroma que siempre hemos usado, con el que las personas te identifican, por ello al buscar uno que vaya con nosotros enseguida te identifica con esta fragancia que te enamoró desde el primer instante, por ello no debes tomarlo a la ligera.

Lo primero que te preguntarán en el área de perfumería es con qué aroma te identificas de acuerdo a la personalidad que tengas, y a continuación te mencionamos algunas familias olfativas y tu deducirás cuál deber ser la que mejor te vaya.

Comenzamos con los favoritos de muchas el floral-frutal que son notas muy delicadas de jazmines, lavandas y margarita. A su vez, lirios, fresias, gardenias, para quienes tienen una personalidad femenina e interesante que a su vez es sensual y libre. Si tu estilo es muy romántico, las rosas darán ese aroma que te identifique perfectamente.

Los aromas cítricos son los más asociados a una vida muy activa, deportiva, fresca y desenfadada, encontramos notas como limón, toronja, naranja, lima, etc.

Los maderosos hablan de una personalidad más reacia, cálida y fuerte. En tonalidades frescas de pino y cedro evocan libertad, algo más clásico serían tonos sándalo o roble.

El aroma Chypre para chicas más discretas y sensuales, en tonos como almizcle, musgos, jazmín y pachuli. El cuero para mujeres muy elegantes y sobrias, resaltan los ahumados, maderosos o tabaco, los que señalan el gusto por el lujo, la comodidad y la elegancia.

Busca lo que te evoca el aroma

Como te mencionamos antes, los aromas te evocan ciertos momentos de la vida muy agradables y que al momento de percibirlos te trasportan al pasado y vives de nuevo esa experiencia tan emocionante y hermosa.

Y para una increíble experiencia como lo es tu boda, la elección de la fragancia será un momento muy importante ya que te transportará a ese momento cada vez que lo percibas. Es por lo que debe ser elegida cuidadosamente y ser muy especial.

Obviamente buscamos una fragancia que nos haga percibir felices, armoniosos, realizados y enamorados; además de agradar a los demás; es por lo que en la boda tiene cierta importancia el aroma que desprendemos, que será como nos recuerden en este día lleno de felicidad y amor. No necesariamente tendrás que volver a usarla, ya que puedes guardar ese aroma como recuerdo de tu gran día.

Debes tener presente las recomendaciones que  te dejamos, debes pensar siempre en tus gustos y como quieres que te perciban, de ahí debe partir la elección de la fragancia en el día más importante en tu vida. ¡Anímate!