Los recuerdos son lo que más nos gusta atesorar y más cuando se encuentran dentro de un álbum ordenado y de calidad que con uno sin orden, con fotografías que no tomaron bien y con materiales que con el paso del tiempo se han de dañar.

Aunque siempre puedas guardar en su mente ese lindo ramo de novia, es mejor que conserves ese recuerdo en una forma impresa, con una armonía entre toma y toma y con una selección de los mejores momentos; en el que puedas incluir además de la entrega del anillo de compromiso, y si se desea hasta la partida hacia la luna de miel. Si deseas lograrlo no debes olvidar estos seis básicos que te harán tener el álbum de bodas perfecto.

Buena selección de fotos

Si es posible que desees tener todas las fotos de tu celebración: no solo las que les entregue su fotógrafo de boda, sino también las que tomaron sus invitados. Aunque, varias serán del mismo momento o tendrán ángulos similares. ¿Y qué creen? No todas son necesarias para que aparezcan en el álbum oficial, así que mejor te debes concentrar en hacer una buena selección de imágenes.

Debes recordar: calidad, no cantidad. Por algo están confiando en un profesional para capturar los momentos más especiales de su día B. no es que el resto de fotos no merezcan un lugar especial, deben colocarlas en un álbum alterno para consultarlas o presumirlas cuando los invaden los pensamientos de amor cortos al recordar ese día tan especial.

Debes mantener siempre un orden cronológico

Continuar el orden del itinerario de su boda es la mejor manera para que mantengas vivo ese recuerdo en impresión. Tienen la opción de pedir a su proveedor de fotografía que monte las imágenes con esta secuencia o bien, hacerlo ustedes mismos aprovechando la emoción de ver con detenimiento cada vez que ahí se plasma.

Si has de contratar un fotógrafo para que esté en los preparativos, una de las primeras imágenes de su álbum de boda puede ser de ustedes con sus familias, con el vestido o el traje colgado detrás, o es posible que hayan elegido el mismo lugar para prepararse, entonces la imagen puede ser una donde desayunen juntos. Lo siguiente puede ser una donde se esté arreglando la novia, peinándose, en la bendición con sus padres; luego los  arreglos del novio; luego el trayecto en la ceremonia; y así seguir con las etapas hasta el final de ese tan esperado día.

Toma en cuenta los detalles

Si has dedicado esfuerzo, tiempo y dinero para que todos los detalles de tu boda estuvieran en armonía y que los invitados los disfrutaran, es igual de importante que los plasmes en el álbum de fotos. Quizás las imágenes de tus zapatos, el tocado, la temática de la fiesta, la decoración, los recuerdos y todo lo que te dio ilusión al prepararla.

Si bien la mente atesora los momentos más importantes para toda la vida. Aunque, vale la pena guardarlo en impresión para compartirlos con sus seres queridos, debes cuidar la calidad para que perduren por muchos años.

Elegir un fotógrafo

Deben tomar el tiempo para elegir el fotógrafo que ha de encargarse de capturar cada instante de dicha fecha especial. Él será responsable de inmortalizar sus expresiones en el beso de la ceremonia o al salir de esta, el ambiente al lanzar el tamo de novia natural y las emociones de su primer baile.

Pregunten a conocidos que recientemente necesitan dicho servicio o bien consultar quizás a otras parejas sobre su experiencia con estudios fotográficos o casas productoras registrada. Que te harán garantizar la calidad del material de su día de bodas.

¿Qué estilo elegir?

Lo más probable es que, como niños con juguete nuevo, desearán que todos vean su álbum de fotos hasta a las personas que apenas hayan conocido. Por ello y por cuestión de estética, lo más recomendable en su álbum sea lo más práctico posible con un adecuado tamaño y grosor.

Existen tres tipos de álbumes: el tradicional, con las fotografías encajadas en pestañas o pegadas sobre un futuro neutro; el digital, que se entrega en USB o discos; y, finalmente, el formato libro, con papel fotográfico e impresión offset, que resalta por su buena calidad.

Una presentación original

Con una pareja resalta por no ir según lo establecido, si no por que busca que se vea cada detalle. Si es en la boda, quizá elijan un vestido de novia corte moderno con algún toque de color o el novio prefiera llevar un esmoquin con estampado a cuadros. Esto se traslada además al álbum de fotos.

Existen propuestas tan novedosas como originales, desde aquellos álbumes que van en tipo periódico o revista con crónicas de lo que ocurrió en la celebración hasta los álbumes que se nutren de imágenes capturadas con las clásicas cámaras instantáneas y que imprimirán un toque vintage. Desean que el álbum sea interactivo y constantemente sea distinto. Y tiene la opción de colocar textos como recuerdo al pie de la foto o de optar por un formato de presentación que permita intercambiar una imagen por otra.