Los tiempos han ido cambiado y cada vez hay más tendencias como las bodas millennial, estos novios son jóvenes, rebeldes y atrevidos, que buscan bodas personalizadas y originales, olvidándose de las clásicas que organizaban las generaciones anteriores. 

Por eso hay que entender, que es esta generación para comprender como son estos novios que comienzan a casarse, que hacen sus bodas específicas, y que no son nada convencionales de las que se acostumbran. 

La Generación Millennial es la de los nacidos entre 1980 y 2000, los que nacieron  en esta generación son personas que se adaptan fácil y rápido a los cambios, son los que pasaron de usar el vídeo de Betamax, al VSH, al DVD, al Blu-Ray y navegan en los sistemas streaming como pez en el agua. Pasaron de usar el teléfono fijo para acercarse a sus amigos y toda clase de teléfonos móviles hasta llegar a los teléfonos inteligentes, fueron de usar disquetes para almacenar su información, a quemar CD, usar USB y hasta llegar a la nube; todos estos cambios en menos de 20 años y aprendieron a usar absolutamente todo. 

Así una nota característica de estos novios es que se casan más tarde, están en una media de edad entre 36 años para ellos y 34 años para ellas, dicha edad se asocia a una capacidad económica mayor que cuando tienes 28 años; destinando más dinero al presupuesto global de la boda, pues su media de gasto ha ido en aumento en los últimos cinco, y aunque gastan más lo gastan mejor. 

Este tipo de parejas le dan más importancia a la elección del lugar, la celebración, organización y decoración, que a otras partidas de la boda. 

Por eso los millennials suelen tener todo organizado y tiene claro lo que quieren en su bda, buscan que sean a la medida, y que sus detalles reflejen la personalidad de los novios; a  ellos les encantan las bodas temáticas como vintage, campestre o boho, las medas de comida son variadas, hay food trucks y candy bar de dulces y postres. 

Aire Bohemio 

Las novias millennials quieren ante todo que sea respetado su estilo y personalidad; le huyen a los vestidos clásicos y de corte princesa, buscan diseños más cómodos y que sus invitados se sorprendan con los detalles en sus zapatos o con las diademas o tocado. 

Además de que buscan su vestido por internet, lo buscan en alquiler o en tiendas más económicas; suelen ser muchos modelos estilo vintage, los novios ya no buscan el clásico chaqué, ahora usan trajes más informales, tirantes y pajaritas. 

Decoración creativa 

En las bodas de esta nueva tendencia, la decoración se cuida hasta el mínimo detalle, los novios quieren desplegar en el día B su talento creativo, desde el diseño del Save The Date o las invitaciones, a la decoración del lugar de la ceremonia y la celebración; los novios buscarán detalles a su medida y estilo como los manteles, la iluminación, las sillas, los centros de mesa o los regalos de los invitados. 

Todo a la red 

Otro detalle que se debe entender de esta generación es que viven en las redes sociales; por eso serán bodas con sus propio hashtag, con su propia web y transmitidas por medio de las stories del social media, no es raro ver entonces que la novia millennial use hasta tres vestidos distintos. 

Fiesta divertida 

Por su puesto, que les gustan más las bodas civiles, espirituales o rituales que las religiosas; también buscan que su evento sea en lugares a las afueras, si son de tema en campestre, natural o rústico, buscando en todo momento que su boda sea la más original. 

Otro aspecto es que no eligen los menús clásicos, pues la mayoría eligen catering con mesas de comida variada como pueden ser oriental, italiana, española, mexicana y más. 

Las últimas tendencias culinarias son los food truck desde los que se sirven los invitados mini-hamburguesas, pizzas, empanadas y más; también si hay invitados muy sensibles con necesidades especiales tendrán algún menú para ellos, además de que siempre buscan que su música favorita sea interpretada por un grupo o DJ, eligiendo siempre a su gusto todas las canciones del evento. 

Menos es mejor 

La lista de invitados se reduce, pues son más selectos y nuevamente se piensa siempre en los invitados, pues se hacen regalos que antes no tenían mucha importancia y ahora ya no hay abanicos o espejos, sino tazas personalizadas, palos de selfies, plantas de arena, todos esos detalles que tendrán más utilidad y reflejen para siempre el recuerdo de su unión. 

Las mascotas no pueden faltar 

Para estas parejas sus mascotas son imprescindibles en la boda, y los incluyen no solo en la sesión anterior al día B, sino que inclusive pueden formar parte del cortejo nupcial, o hasta portar los anillos o algún letrero.