Calcular la comida es uno de los aspectos que más cuesta cuando planeas el banquete de tu boda y tomar decisiones acertadas al respecto te ayudará a gastar solo lo que se necesitará. Las siguientes recomendaciones te darán una pauta. 

Uno de los puntos más importantes para que armes tu presupuesto de la recepción de boda es el banquete. Se cree que calcular la cantidad de comida para el gran día es proporcional al número de invitados que recibieron las invitaciones y, aunque este es uno de los aspectos a tomar en cuenta, no es el principal. Ese número es efectivo para tomar la decisión de cuantos centros de mesa para boda a requerir, pero para el banquete también se debe tomar en cuenta el tipo de menú, la hora y la manera en la que servirán la comida. Aquí les traemos algunos consejos para que sepan cómo calcular la comida del banquete y así, ahorren al máximo para tener la luna de miel de sus sueños. 

Consideraciones generales 

Un buen truco para comenzar es tomar en consideración cuáles son las proporciones que recomiendan los expertos para cada alimento. De esta forma, de acuerdo con cuántos hayan recibido invitaciones, podrán estimar la cantidad de alimento que se necesitan. 

Carnes: en este caso la porción dependerá de si tiene o no hueso. En caso de tenerlo debe ser de aproximadamente 150-200gr. Con hueso, dependiendo del tamaño de estos, va de 250 a 350 gr. En el caso del pollo, si no van a servir pechuga, se recomienda un cuarto por porción. 

Pescados: en los pescados se toma en cuenta si tienen espinas o no. En caso de no tener son porciones de entre 200 y 250 gr. Y al tener de 250 a 300 gr. Si optan por servir pescados enteros pueden llegar a ser de hasta 450 gr. 

Verduras: las cantidades pueden cambiar: si van a estar o no cocidas. Si se sirven crudas para una ensalada entre 50 y 100 gr.  es suficiente. Por el contrario, al estar cocidas, se necesita entre 200 y 250 gr. 

Arroz: en este caso la cantidad debe ser de entre 50 y 75 gr. 

Otros acompañamientos: para papas, plátanos u otras porciones debe ser una cantidad de entre 225 a 250 gr., por persona. 

Un punto que se debe considerar cuando se arma el plato es que las cantidades se deben sumar a las otras cosas, es decir, si van a optar por un menú con dos proteínas no se servirán 200 gr de pescado y 150 gr de carne sino la mitad de cada uno hasta formar una porción. 

La hora de la boda es importante 

Otro factor a considerar, además de la cantidad de invitados, es el tipo de celebración que van a tener. No es lo mismo que ofrezcas un brunch, un almuerzo o una cena. Para cada uno de los casos la cantidad de comida variará, puesto que se tiende a comer más durante determinadas horas del día. 

Por ejemplo, si van a intercambiar sus argollas de matrimonio en una ceremonia de día que se celebrará con un almuerzo, es probable que deban ofrecer más comida. En este caso se preparan entradas previas, que pueden ser de un máximo de 6 bocados por persona, para luego pasar al plato principal, que puede incluir una o dos proteínas, más carbohidratos como el arroz, puré de papas o patacones, además de ensalada. Se puede complementar con una porción de postre. 

Para una cena, por el contrario, se puede mantener la misma cantidad de proteína, pero cambiar el acompañamiento a algo más ligero como unos vegetales salteados. A su vez, para las comidas nocturnas se pueden incluir mesas de postres y comenzar con entradas de hasta 6 bocados por persona. 

Si en tu caso la boda será al aire libre en la mañana, un brunch es la mejor opción de comida. La ventaja que tiene es que pueden tener gran variedad de opciones lo que hará que sus invitados “piquen” diversas cosas y consuman porciones más pequeñas. Se estima que consumen entre 10 y 12 bocados cada invitado. Estos incluyen frutas, tostadas, panes, pancakes, waffles, huevos, bebidas y diversos ingredientes. Sin duda, es una de las mejores alternativas para ahorrar. 

Demografía de los invitados 

Otro aspecto por considerar es quiénes asistirán a la boda. Para los cálculos se suelen estimar más comida si es mayor el número de invitados hombres que de mujeres, puesto que se espera que coman más. Al mismo tiempo, si asistirán niños, se debe disponer de un menú especial para ellos puesto que consumirán porciones más pequeñas y es probable que se necesiten alimentos distintos. Aunque, al momento de hacer cualquier cálculo, lo que se recomienda es que siempre redondees la cifra para arriba, dado que es mejor que sobre a que falte. 

Con todo ello, lo mejor es que intenten ofrecer un menú variado y que les permita también reducir costos. Intenten que todos sus allegados que recibieron las invitaciones confirmen su asistencia, para que así tengan un punto de partida. Todo el dinero que puedan ahorrar los ayudará a comprar su vestido de novia y traje de novio ideal, para que luzcan su mejor versión de boda.