Una estación para celebrar bodas que tiene numerosas ventajas, es el verano, siendo la principal esa sensación de libertad que ofrece. En esta época parece que todo cabe en cuanto a organización. El enlace puede celebrarse al aire libre, ya que el riego de lluvias es mínimo; también se multipliquen las posibilidades decorativas, porque los espacios abiertos son mucho más ricos y estéticos. Además, los días son más largos, las noches son suaves…

Aunque esta época tiene un inconveniente que no debe pasarse por alto, porque puede arruinar hasta la boda mejor organizada: está el riesgo de que el calor sea excesivo. Para que no sea impedimento, te proponemos algunas ideas refrescantes.

4 ideas refrescantes que no pueden faltar en tu boda de verano

1. El beer bar
¡Cerveza para todos! La cerveza es la bebida del verano, desde donde lo veas, y no debe faltar en tu boda; existen muchas formas de presentarla, pero tienes que ver la manera de ofrecerla bien fresca, debes asegurarte de que llegue en su punto al beer bar para distribuirla, por ejemplo, en cubos metálicos repletos de hielos.

Una cosa más: debes calcular siempre el número de botellas para que sobre, ya que sería un error que llegasen a agotarse en algún momento de la fiesta.

2. Refrescos para grandes y pequeños
Otros prefieren el sabor de los refrescos al de la cerveza, o quien lo escoge tener ambas bebidas, por eso de que la primera se sube a la cabeza; siendo una gran opción el “sírvete tú mismo” de refrescos, que es igual de importante como el anterior. Aunque conviene completar la oferta con un camarero que ofrezca las distintas bebidas a los invitados sentados o menos atrevidos, habrá muchos que disfruten del self service; eso sí, como en el caso anterior, alguien tendrá que estar pendiente de reponer lo que se vaya agotando.

3. Limonada de sabores
La opción ideal para terminar con la sed; además de que tus invitados lo agradecerán es que ofrezcas bien fría, distintas limonadas, te aseguramos que se la beberán de un trago al llegar a la fiesta. Además, un rincón como éste es tremendamente decorativo, y te ayudará a que tu boda tenga un toque rustic-chic tan de moda a tu enlace.

4. Al rico mojito

Finalmente ¿quién se resiste a un delicioso mojito, elaborado con ingredientes de primerísima calidad? Es el cóctel por excelencia del verano y no puede (por nada del mundo) faltar en tu fiesta.

El camarero que atienda este espacio siempre tendrá trabajo durante toda la boda, ya lo verás.  ¿Se te ocurren más ideas refrescantes para tu boda de verano?