Los gastos de una boda puede ascender hasta el infinito si te quieres dar todos los gustos posibles. Desde el vestido de novia, el alquiler de salón, las invitaciones de boda, el catering, los souvenirs originales, todo entra en la ecuación financiera. Aunque, también hay formas sencillas para festejar si meterse en gastos sofisticados. De una u otra forma, una boda supone una gran inversión y el costo medio se ve afectado por las crisis económicas. Te contamos algunas formas de recuperar parte de esa inversión y reponer las finanzas de la pareja sin caer en la desesperación. 

Vender el vestido  

Uno de los costos ineludibles es el vestido de novia, que se lleva uno de los puestos más altos en la lista de gastos, junto con el banquete. Cuando termina la boda, posiblemente no sabrás que hacer con él. Es una oportunidad de recuperar gastos. Guardarlo puede estar pasado de moda y venderlo puede significar una gran ventaja. Otra novia podrá aprovechar tu vestido de novia sencillo y darle otra posibilidad a la prenda de lucir en otra silueta y cumplir otro sueño nupcial. 

Vestidos elegantes en venta 

Esta propuesta necesita de la intención favorable de tus amigas y familiares mujeres que deseen vender sus vestidos. Es muy común que un vestido elegante para fiesta se usa uno dos veces y luego pase a ocupar espacio en el armario sin mayor utilidad. Ellas pueden colaborar contigo y vender sus vestidos de fiesta largos para ayudarte a recuperar los gastos de la boda. Es una idea que puede proponerle a las más íntimas o cercanas, una hermana, una amiga o una tía. 

Vender elementos decorativos 

Después del catering, la ambientación suele llevarse entre el 20 y 25% de los costos. De acuerdo con la decoración que hayas elegido por tu boda, posiblemente hayas comprado muchos elementos que luego no tendrán uso en tu nuevo hogar. Por ejemplo, frascos y jarrones, floreros, marcos, jaulas, alfombras, canastos de mimbre, faroles de hierro, candelabros, plantas, almohadones y puffs, tejidos como caminos de mesa o mantas decorativas, la base de los suvenirs de casamientos en porcelana fría. Puedes ponerlos a la venta en combo o separados. 

Lista de regalos  

Una fuente adecuada para recuperar gastos es la lista de regalos. Es más práctico aun cuando los novios ya cuentan con todos los enseres para el nuevo hogar. Aunque la idea no es que los invitados costeen los gastos del matrimonio, es una forma extendida en los enlaces modernos pedir de forma elegante dinero en efectivo o depositado en una cuenta bancaria como regalo de boda. Probablemente, puedan pagar el servicio de catering o parte de la luna de miel. 

Un crowdfunding ingenioso 

Como fuente de financiamiento colectivo, el crowdfunding tiene la finalidad de poner la puesta en marcha de una empresa. Hablando de casamientos, se puede considerar que las bodas han sido financiadas por los padres en otras épocas. Entonces, no es nada extraño que las parejas recurran a esta alternativa moderna para financiar su boda. Utilicen sus redes sociales para promocionar la campaña y elijan una plataforma de crowdfunding amigable. ¡La creatividad de la campaña se pone en juego para alcanzar el éxito! No olviden las recompensas; una foto de la ceremonia, una cena, una postal de la luna de miel. 

Estas ideas pueden ayudarte para que el impacto económico no afecte tanto a la pareja y recuperar algo de lo invertido. Los souvenirs de casamiento handmade se adaptan a todos los presupuestos y pueden significar un ahorro importante. ¡Es momento de volver sobre esos modelos de tarjetas de casamiento que viste en la web!