Si el contraer matrimonio es ya un motivo de alegría y celebración, cuando se tiene 25 años de casados lo amerita más y nada que decir si se llega a los 50. Es muy común que las familias deseen festejarlo por todo lo alto, que puede ser a iniciativa de la misma pareja o por una sorpresa que organicen los hijos y familiares. Si tus papás están por celebrar alguna de estas fechas o tienes un familiar que lo hará te damos algunas ideas que te servirán para festejar las bodas de plata y las de oro.

  1. Las invitaciones. Si a la celebración sólo asistirán amigos y familiares, quizás no sea necesario encargar invitaciones; si por el contrario el número de asistentes es grande serán indispensables ya sea por escrito, mail o telefónica. No debes olvidar especificar fecha, lugar y hora del evento; y un recordatorio de que confirmen la asistencia. Las invitaciones también pueden ser especiales pues te servirán de recuerdo del momento.

 

  1. La ceremonia. Muchos matrimonios aprovechan la ocasión y renuevan sus votos. Pueden hacer un ritual de acuerdo a sus creencias o también se puede hacer por lo civil en un jardín decorado. Si no tienen planeado volver a pasar por el altar, servirá una fiesta íntima y la familia es suficiente.

 

  1. El banquete. Si no tuviste la celebración que desearon en su boda, ahora puede ser el momento de que cumplan sus deseos. Pueden organizar un banquete con mesa presidencial para la pareja y los hijos, o pueden tener una celebración menos formal en casa, inclusive contratar un catering. No debes olvidar que debe haber un pastel de boda, e inclusive para recordar este gran momento y pasar un buen rato, puedes hacer una selección de las fotos de la primera vez que se casaron y que los invitados la vean durante el banquete.

 

  1. El vestido. Los vestidos de novia para la celebración de 25 y 50 años son distintos a los vestidos de princesas y es mejor elegir un vestido elegante acorde a la edad de quien está celebrando este aniversario; inclusive algunas novias modifican o adaptan el vestido original a su edad. Un ramos de flores no debe faltar y las alianzas se pueden renovar grabando una segunda o tercera fecha de boda.

 

  1. Los regalos. Se pueden tener los clásicos detalles con los novios o alguna placa en plata u oro, dependiendo del aniversario que estén por cumplir. Una buena opción es que los amigos y familiares les regalen un viaje de matrimonio que los haga volver a vivir la luna de miel que compartieron, y si la economía no alcanza para ello, siempre se puede optar por regalos más económicos y que tengan un gran significado para la pareja, como un álbum de fotos o un video que guarde toda la historia de amor del matrimonio.

 

  1. El baile. No porque los novios ya tengan una edad más avanzada, excluirán este momento, si están en condiciones de hacerlo, no renuncien al baile. Este es un gran momento para la pareja y pueden optar por su canción favorita o quizás la canción que bailaron en su primera boda, más de un invitado tendrá ganas de llorar con el momento.

 

  1. Las palabras. Los amigos y familiares son muy importantes en eta celebración y que mejor que decirlo con un mensaje. Harán de esta una boda más emotiva y bonita; si hay invitados de la boda original, pueden participar como testigos y dedicarles algunas palabras a la pareja y si esto no es posible entonces pueden ser los hijos o familiares quienes tengan la oportunidad de expresarse.