El día de tu boda es muy importante para tu vida, es tu momento, y lo que más deberías hacer es consentirte, cuidarte y eso se verá reflejado en como lucirás; tu rostro debe verse radiante y jovial, y por supuesto que atraerá las miradas de todos, y en las fotografías del recuerdo, lucirá espectacular.

Por eso hoy te dejamos 4 consejos que debes tomar en cuenta para el cuidado de la piel de tu rostro, esperamos que te sean de utilidad.

Toma agua: puedes aplicarte los mejores productos de belleza y ser cuidadosa con tu rutina, pero si no tomas agua con constancia durante el día, no se mejorará el aspecto de tu piel. Un buen consejo es que tengas siempre a la mano un vaso con agua y lo llenes una y otra vez, así se te creará un hábito.

Come saludablemente: posiblemente te cansarás ya de este consejo, siempre está presente pero es real si te alimentas bien tu piel reflejará tu estado de salud y además cómo te encuentras emocionalmente ¿Qué es lo primero que piensas cuando ves a una persona con bastante acné y brillo facial? La respuesta podría ser: “Esa persona se nota que come demasiada grasa”, como quizás tú lo has notado en el rostro de otros, también puede verse en el tuyo, así que no está de más que cuides siempre lo que comes.

Busca un consejo profesional: hoy en día puedes obtener información por medio de distintas redes sociales, páginas, canales, etc. Generalmente no es un contenido regulado y comprobado, así que invierte en un buen dermatólogo, posiblemente conozcas a muchas mujeres que se cuidan lo suficiente, pero su piel no se transforma, por lo que necesitan ayuda profesional. No debes olvidar que lo que le puedan recetar a tu amiga, prima, o familiar no te funcionará de igual forma a ti ya que todas tenemos diferentes tipos de piel y reaccionan distinto.

Conócete: es importante que antes de que compres cualquier producto conozcas que tipo de piel tienes ( mixta, grasa, sensible, normal o seca) te será sencillo elegir una línea de productos que puedes usar.

Ya que sabes como cuidarte para lucir perfecta y radiante el día de tu boda, es momento de que te prepares para vivir tu gran día.