La importancia de los detalles en tu boda, es primordial para lograr que sea un evento que recuerdes por toda la vida, más por que como pase el tiempo, el que todo haya transcurrido perfecto hará que la pareja recuerde cada instante y no sólo eso hará que todos tus invitados mencionen a tu boda como la más memorable; en este post te mostraremos 5 de los 10 consejos que te servirán para lograr una boda inolvidable. 

Haz una sesión fotográfica previa 

Este momento es una oportunidad perfecta para que al estar solos, muestren al fotógrafos lo espontáneos que pueden ser y compartirlas por privado o mostrarlas la noche de la Boda, así la familia y amigos conocerán un poco más de los novios; además es la mejor forma de ir entablando una relación con el fotógrafo que servirá para un mejor registro de la noche de Bodas. 

Y si se animan también pueden hacer un Trash de Dress, después de la gran fiesta de bodas. 

Preparativos o Getting Ready 

El día llegó; y sabemos cada preparativo de la novia es muy importante, porque en sí es toda una ceremonia; aunque también es un de nervios y apuros. 

El mejor consejo; es que tengas un lugar tranquilo y relajado donde puedas ser tratada como reina, ya sea un hotel, que es la mejor opción pues está iluminado, con vista hermosa, con el espacio suficiente y orden para mantener la calma y poder recibir a los familiares y amigas o damas que te ayudarán. 

Si de registros fotográficos se trata, estos espacios te darán grandes ventajas para que el fotógrafo trabaje tranquilo y hacer una cobertura de los preparativos de la novia, como el vestido, zapatos, maquillaje, y todo lo que implica el momento. 

Los invitados y la música 

Este es un tema muy importante, pues es uno de los factores claves para el éxito de una fiesta, pero de la mano de la música, ¿Cómo se conjuntan? 

El consejo es que inviten a quienes realmente desean estar esa noche con ustedes; los invitados deben compartir tu misma alegría y deben tener las mismas ganas de divertirse que la pareja; pues ellos serán los que le darán pulso a la noche; siempre que “hacer número” no es la garantía y como todo la Calidad prima sobra la cantidad. 

Que tiene que ver ahora la música; un detalle por más importante, tanto para la pareja los invitados; la música marca el ritmo de una noche, y un buen DJ sabrá cómo administrar esta energía; pregunten, consulten y pacten reuniones con los posibles DJs; hagan una lista de canciones que Sí o Sí quieren que esa noche suenen, pero además confíen en el DJ y den libertad para manejar la pista. 

Ver a los invitados cuando cantan, se expresan y saltan al ritmo de la música no tiene precio, y también dará el registro de esos momentos increíbles. 

Relajarse y dejar salir la emoción 

Un día no se repite, pedirles a los novios que estén relajados, pero en muchas ocasiones tienen muchas cosas en su cabeza: que todo salga bien, las personas queridas que los acompañarán, y cada detalle que no debe faltar, lo que hará que tengan las emociones a flor de piel y muchas lágrimas siempre salen. 

Son hermosos momentos que deberán registrar y que ayudan a descargar la tensión. 

El lugar y la decoración 

Otra de las claves al momento de hacer una boda; la elección del salón o espacio se condiciona por distintos factores, desde la cantidad de invitados hasta el origen de estos; es accesible, hay servicio de taxis cercanos, es amplio y cómodo, además de todo ello, deben prestar atención a detalles como el techo, la iluminación y los detalles de iluminación, además de la pintura de las paredes; estos son detalles que se deben tomar en cuenta, para que en la boda se conviertan en un conjunto y no es agradable que haya espacios descuidados. 

Debes procurar no elegir salones oscuros; con paredes negras o de otro color; aunque no lo crean, este tipo de detalles pueden afectar hasta el humor de los invitados. 

Con respecto a la decoración puedes elegir los extremos: lo sencillo y lo majestuoso y eso es tan personal como la elección del Vestido de Novia. Una decoración sencilla pero con muy buen gusto, centrada en los pequeños detalles puede convertir un espacio en algo mágico, y en el otro extremo una decoración llena de flores, mesas finamente decoradas y paredes cubiertas pueden hacer que los invitados se sientan en un espacio único, decoradores que tengan experiencias y que puedan mostrar trabajos reales con soluciones reales.