Ese instante para escribirle a tu pareja las palabras que deseas decirle el día tan esperado ha llegado; pero no debes asustarte, no es tan difícil como se piensa, solo se debe sacar todo ese sentimiento que llevas en tu interior ¡Continúa con estos consejos y lo lograrás! 

El anillo de compromiso que llevas en tu mano te recuerda que la boda está cerca, muchas parejas hacen un espacio en su ceremonia para volcar unos pensamientos de amor en sus votos matrimoniales y con ello dar mayor emoción e intimidad al momento del enlace. Otras comparten dichas palabras, habladas o por escrito, en su first look, esa cita a solas antes de la ceremonia en la que descubrirán lo guapos que se ven y el secreto del vestido de novia se revela; si desean expresarse lo que sienten a otro instante de su boda, deben saber que escribir sus votos no es tan difícil si siguen los tips que les dejamos. 

Primero que todo, debes alejar esa idea de que es algo que solamente pueden lograr quienes escriben bonito, es un momento muy emotivo, pero si lo plasmas con anticipación y de la forma adecuada, serán pan comido ¡Sólo debes sacar ese poema que llevas dentro en estos seis pasos! 

Primer paso: Anota ideas y sentimientos 

Debes dedicar un momento en el día para la escritura de los votos, cuando te encuentras relajado y sin pendientes; puedes tomarte todo el tiempo posible, no te debes presionar; ve esa actividad como algo muy divertido y feliz, y no como una obligación ¡Escribir pensamientos de amor cortos nunca debe serlo! 

Te recomendamos que no te distraigas, evita el celular, las notificaciones de internet, para que puedas dejar fluir las ideas con mayor facilidad. 

Elige papel y pluma o bien una computadora, tu medio más cómodo y deja salir las primeras ideas que te vengan a la mente, piensa en lo que tu pareja te hace sentir posiblemente un gran cúmulo de emociones; apóyate en los bellos recuerdos de pareja, como cuando se conocieron, algo gracioso que hayan vivido, todos esos momentos que lo vuelven cómplices, verás que las palabras saldrán por si solas. 

En esta etapa puede soltar ideas, oraciones sueltas, frases y palabras sin que te preocupes aún por su estructura, ¡Sólo debe fluir el gran amor que se sienten! 

Segundo paso:  Debes buscar inspiración 

Cuando estás buscando a tus proveedores de boda, es muy común que tomes en cuenta la opinión de otras parejas, pero en el caso de los votos no es recomendable pedirle a alguien más que te ayude a escribirlos; deben tener tu propia voz, no la de alguien más, pues con dichas palabras dirás todo eso que sientes por tu futuro esposo, como todo poeta, la inspiración te llegará de todas partes. 

Esa persona amada, será la fuente de inspiración más inmediata, así que puedes hacer uso de las fotografías donde están juntos, los detalles de tu pareja, que sientes cuando piensas en él, todo eso servirá para que escribas las mejores emociones. 

Otra opción es que veas algunas películas de bodas, en las que te puedes fijar como expresan sus votos matrimoniales, tómalos solo por enriquecer tu propio discurso; ponle algo de música romántica o esa canción que han hecho suya, escucha la melodía que bailarán en su primer vals, o la que precederá el momento de partir su pastel de boda elegante. 

Y por supuesto, lee poesía, por medio de la maestría de los poetas, podrás tomar inspiración en metáforas u otras figuras retóricas que darán un estilo más romántica a las palabras; puedes también citar aquellos versos que representen lo que sienten, dándole crédito al autor. 

Seguro con esta inspiración hasta tendrás material para escribir frases para las invitaciones de boda.

Tercer paso. Debes pensar en la estructura 

En la siguiente etapa puedes iniciar estructurando la forma en la que presentarás todo lo que antes has vaciado al papel o la computadora; por ahora, no te preocupes por la gramática o la ortografía; eso podrás revisarlo después, lo importante es que ordenes las ideas. 

Divide el discurso en tres bloques: una parte introductoria que sea atractiva, un cuerpo con ideas significativas y una conclusión emotiva; el tono del mensaje debe ir increscendo, así que guarda el sentimientos más intensos para la última parte. 

Algo que además funciona muy bien son la estructuras circulares en las que el cierre del texto regresa a la idea planteada en el inicio. 

Cuarto paso. Haz un borrador 

¿Cómo iniciarías? ¿Qué tal con el momento en que te enamoraste de esa personas, cuándo lo conociste? ¿Y si continúas con las veces en que te demostró un amor incondicional? ¿O evocas el bello momento en que se hizo la entrega del anillo de compromiso? Alguna anécdota graciosa nunca sobrará, pues todos disfrutarán de ese toque íntimo en las palabras; añádele humor que enriquecerá la experiencia de los votos. 

Cuéntale cómo es que este nuevo paso juntos es importante para el futuro de ambos, menciona cómo impactará en sus vidas en un sentido positivo y feliz, dale un cambo a las palabras ya conocidas. 

En todo momento, aunque lo leas en público, siempre dirígete a tu pareja en segunda persona, recuerda que puedes ser cursi si lo deseas, ¡Se vale! Solo no trates de forzar palabras muy rimbombantes,  recuerda que la idea es que suene lo más auténtico posible. 

Quinto paso. Revisa tus votos 

Al concluir el borrador, te sugerimos que lo dejes  por una semana, cuando vuelvas a él, podrás leerlo con la distancia necesaria y ahora sí, corregir gramática, ortografía y agregar o quitar detalles. Es fundamental que lo leas en voz alta; así podrás adecuar oraciones, saber donde hacer énfasis, y adaptar el texto al ritmo de tu discurso. 

Sexto paso. ¿Cómo concluir tus votos? 

Si no has escrito el remate, puedes plasmar cómo te hace sentir ese gran día de la boda, y el significado que tiene para ti el que vivas ese momento especial y el que se escriba una nueva etapa de su historia juntos. ¡No está de más que digas “Te amo” u otra frase con esa misma fuerza! 

Una vez que ya lo hayas revisado y corregido, puedes entonces pedir opinión a algún amigo cercano a ti o a quien sepa de redacción para que te asesore y puedas realizar algunos cambios; siempre solicito que se respete lo que deseas expresar y que no haga cambios en el contenido, sino en la estructura; el que tengas otro punto de vista t e ayudará a pulir esos pensamientos de amor para tu esposo o esposa. 

¡Que no te coman los nervios! Es muy sencillo preparar tus votos si sigues los pasos que te hemos recomendado. Tu pareja será tu musa: desde la primera cita, debes pensar en esas cosas que los hacen únicos juntos y que los llevaran a ponerse ese anillo de compromiso de oro blanco, las palabras saldrán por si solas, así que ha llegado el momento, ¿Qué le escribirías a tu pareja?