En esta segunda parte del post sobre esas cosas que le desagradan a los invitados de tu boda, te compartimos algunas de ellas que pueden hacer que a quienes hayan invitado dejen de asistir, es importante por tanto que lo tomes en cuenta y que trates en lo posible de evitarlas.

Una ceremonia o espera demasiado larga

Tu vestido de novia sin duda es muy especial y más si portas una cauda larga y hermosa posiblemente logrará que robe los suspiros de los invitados y que la ceremonia, ya sea religiosa o civil, tenga cierto ritmo, aunque si esta se extiende demasiado, harpa que todos los presentes se aburran. Por lo que es muy importante que estén bien medidos los tiempos en el programa; que se haga un ensayo de la ceremonia será de gran utilidad para detectar esto con ayuda del oficiante y tomar las medidas necesarias.

De igual forma, la impuntualidad y que los tiempos de espera se alarguen es una situación que pueden incomodar a la mayoría: sobre todo, si esperarán su llegada al sol o en condiciones de calor o frio. Además

Es importante además que, si habrá traslados entre locaciones, no haya micha demora en los desplazamientos. Si planeaban una sesión de fotos en ese momento, deben contemplar si la espera será demasiado larga para los invitados. Pueden hacerla con mayor rapidez, posponerla o planear una buena música o entretenimiento además de  un vasto coctel para mantener a todos ocupados.

Locaciones inaccesibles

La distancia al lugar donde se llevará a cabo la celebración, que los accesos no estén bien identificados ni adaptados para los vehículos y que no haya estacionamiento suficiente son tres cosas que no siempre gustan a los invitados.

Con respecto a la distancia que ustedes escogieron, no hay mucho que hacer, salvo contratar un autobús para el transporte de sus invitados o aprovechar las invitaciones o la web de boda para compartirles un itinerario con la ruta más corta y fácil. También puede ser práctico facilitar el número de teléfono de alguien que pueda dar instrucciones puntuales para su llegada.

Respecto al estacionamiento, si la locación no tiene demasiado espacio para vehículos, averigüen si hay pensiones cercanas. En caso de que haya cajones de estacionamiento para todos, contratar el servicio de valet parking también puede agilizar el proceso.

Comida muy extravagante

Que el sabor, la presentación y la forma en que sirvan los platillos son aspectos en los que es imposible que le des gusto a todos, ¡imagínate! Aunque, el que optes por un menú que sea creativo, pero no demasiado también les asegurará que nadie deje el plato lleno al terminar la cena. No te debes agobiar por este punto, si es importante que selecciones alimentos que le sean familiares a la mayoría de personas y, si no quieres verte muy sencilla, bastará con algún toque especial del chef o una presentación bonita.

Es importante que te cerciores de que haya además opciones para esos invitados con alergias o con dietas especiales, como vegetarianos o veganos. Otra cosa que molesta casi a todos es una larga espera por la comida y que esta además llegue fría (en caso de ser platos calientes). Por lo que deben ser claros con su proveedor del banquete de boda sobre los horarios establecidos para cada momento. También designen a una persona de confianza para que esté al pendiente de que la temperatura en el salón del banquete sea la adecuada.

 Música aburrida

Si también no hay un buen ambiente o que la música sea inapropiada es otro de los puntos que no les agrada a los invitados. Pueden entonces prevenir una playlist que armen ustedes mismos pensando en sus gustos, además de los de la mayoría, a fin de que el ánimo en tu fiesta no decaiga. Puedes dejarte asesorar por su servicio profesional de música para boda. Aunque cada evento es distinto, los expertos conocen bien qué temas funcionan mejor en cada momento de la fiesta, también por edades. ¡Puro éxito en la pista!

Recuerdos y regalos difíciles de llevar

El volumen de los recuerdos de mesa para boda son otro de los detalles que pueden incomodar a los invitados. Por más lindos que estos luzcan, debes evitar esos que sean difícil de trasladar por su tamaño o por los materiales con que están hechos. Debes recordar que tus amigos y familiares saldrán agotados por tanto bailar y muchas mujeres llevarán tacones; lo que menos desean es sufrir accidentes.

¿Resultaron más cosas de las que tenían en mente? No se trata de que te agobies, pero sí debes prevenir algunos detalles. Será difícil que puedas complacer a todos, pero sí lograr que todos se vayan felices de tu celebración, así como lo estarán ustedes con su enlace.