No hay nada más adorable que una pequeña caminando hacia el altar dejando pétalos en el camino, es tan lindo que puede robarse el show. Para que tú le quites ese puesto, ella deberá caminar antes que tú. Ahora que si lo que te preocupa es que sea muy tímida, te decimos las cosas que puedes hacer para que todo salga perfecto. 

Elige la niña correcta 

Puedes entrenar a una niña tímida, pero no habrá arreglo si ella no quiere cooperar. Entonces, aunque adores a tu sobrina, por ejemplo, es mejor que le asignes un rol distinto en donde no tenga tanta responsabilidad. 

Diles a sus padres el plan a seguir 

Algunas iglesias no aceptan los pétalos en el piso; por lo que deberás asegurarte de que sus papás lo sepan y que ha de hacer en caso de no arrojar pétalos, como caminar con un globo en la mano y saludad, será mejor para ella saberlo con anticipación para que no esté nerviosa. 

Que camine hacia alguien que ella reconozca 

Permite que sus papás se paren cerca del altar cuando ella entre, ella los conoce muy bien y claro que atenderá a sus señas y caminará hacia ellos, es posible que la haga sentirse más cómoda y caminará con una sonrisa muy linda. 

Contempla a un reemplazo de emergencia 

Si te preocupa que la pequeña se congele a mitad del camino, lo mejor será que le encargues a tu dama de honor, que entre al rescate y la acompañe a que termine su recorrido hacia el altar antes de que tu entres en acción. 

Aunque lo más importante es que no te estreses ante la posibilidad de que tu pajecita se vea super linda y no te haga una escena. Al final, lo único es que sea tierna y lo demuestre antes de que todos te reciban. Si la pequeña llora o se sienta en el pasillo, te aseguro que los invitados se reirán y será una anécdota de lo más especial de tu boda.