Cada detalle en una boda cuenta, la mantelería sin duda es importante, pues será el centro de todas las miradas una vez que los invitados entren en el banquete. 

Por lo general, en el lugar en el que celebres tu boda, te indicarán que tipo de manteles tienen disponibles. Si no es así, porque el lugar de la boda es un espacio alquilado, la mantelería a elegir se lo puedes preguntar a la empresa de catering que contrates. Normalmente dichas empresas siempre tienen varios modelos de mantelerías de distintas clases y estilos para todo tipo de gustos. Pero  ¡Y si no me gusta ninguna de las opciones que me ofrecen? Tienes que preguntar si te permiten contratar mantelería externa. Por lo general, las empresas de catering y las empresas que se dedican a la organización de eventos, suelen ser flexibles en dicho asunto. Pero es mucho mejor preguntar, para no encontrarte con sorpresas. 

Debes tener en cuenta la importancia de que la mantelería vaya acorde con el espacio y con la temática de la boda. Es importante que todos los elementos decorativos casen entre ellos para no encontrarnos después una mezcla extraña de colores o estilos diferentes. 

Los manteles que elijas para el gran día deben de ir de la mano con el resto de elementos decorativos, por ello es importante dicha elección.  

Puedes comenzar por elegir el color de los manteles. Para seleccionar el color debes tener en cuenta el espacio (donde se celebrará la boda) y la vajilla. Además, puedes tener en cuenta si es una boda de día o de noche. Por ejemplo, mi boda fue de noche al aire libre, y opte por una mantelería en color blanco para que resalten muchísimo más. 

Los colores vivos y estampados en los manteles pueden dar vida en los espacios tristes o sobrios. Si por el contrario, quieres resaltar más el especio, elije tonos más neutros, claritos o blancos que no llamen tanto la atención. También puedes preguntar si disponen de manteles antimanchas. 

Una vez que ya hayas elegido la mantelería y la vajilla, puedes pensar entonces en los centros de mesa que lo hagan lucir espectacular. 

Una vez que todo esté listo, ya habrás terminado con una parte fundamental y muy importante de la decoración de tu boda.