No es sencillo elegir los sabores de pastel para bodas, existen cantidad de rellenos, sabores y texturas y además se deben combinarlos a la perfección. Tu pastel debe impresionar a tus invitados no solo con su apariencia sino con su sabor. Qué al fin de cuentas, lo único que recordarán es si les gustará o no el pastel. 

Por lo que debe hacerse una degustación de sabores de pastel para bodas; debes sentarte y probar docenas de combinaciones de pasteles, para asegurarte que los sabores se complementan perfectamente. Un día de trabajo muy duro. Así que si necesitas ayuda debes llamar a un experto. 

Por eso también, te presentamos una guía de texturas, rellenos, frostings y recomendaciones de combinaciones perfectos de sabores de torta para bosas, la cual será de gran utilidad; las tendencias, incluidas, por supuesto. Primero, debes conocer las distintas texturas de masas o bizcocho y sus sabores. Van ideas y sugerencias para combinarlos. 


La masa y sus texturas 

La variedad de sabores de torta para bodas puede ser abrumadora. Debemos comenzar con una lista de los más populares. 

Chiffon Cake: un tipo de masa muy ligera y esponjosa hecha con aceite vegetal. Puede almacenarse o congelarse sin secarse. 

Bizcocho: El bizcocho es más firme y bueno para apilar capas de pastel uno encima del otro. Puede tener distintos sabores, como vainilla, limón o chocolate belga. 

Tarta de queso: una alternativa a la torta tradicional, una tarta de vainilla al horno con una base de galleta desmenuzable. 

Bizcocho de zanahoria: el famoso carrot cake tiene una textura suave y densa y zanahorias mezcladas en la masa. ¡Super sana! 

Ponqué de nueces y plátanos: ¡un sabor dulce y delicioso que impresionará a todos! 

Tarta blanca de almendras: de sabor ligero, húmedo, aterciopelado y típico de ciertas partes de España. ¡Ole! 

Pastel de Champaña: una torta infundida de champán -con crema de mantequilla de vainilla clásica, frambuesa o limón. ¡La manera perfecta de celebrar una boda! 

Red velvet o terciopelo rojo: la torta de terciopelo rojo es un bizcocho de chocolate con colorante rojo. Generalmente se lo acompaña con un glaseado de queso crema o de buttercream. 

Ponqué con especias: aromatizado con una mezcla de especias. Predominantemente de canela, clavo de olor, pimienta de Jamaica, jengibre, calabaza o nuez moscado. 

Devil’s Food Cake: El Devi’s food es un pastel de chocolate húmedo, de textura densa. Puedes sumarle otros sabores como licor de café, caramelo y azúcar morena. ¡Posiblemente ya te estés relamiendo! 

Sabemos que es difícil elegir solo uno de estos sabores de torta para bodas así que te recordamos que como las cakes generalmente tienes varios pisos. ¡Puedes elegir distintos gustos y texturas por piso! 

 

Hora de las coberturas y glaseados 

Existen tantas opciones de glaseado y cobertura como hay de masas de torta, no solo en su sabor sino en textura y consistencia. 

Si te estás preguntando cual es la diferencia entre el glaseado y el frosting. Te decimos que “el glaseado es generalmente más delgado y lustroso”, en tanto que la cobertura tipo frosting es “una mezcla espesa y esponjosa”. 

Es momento de enumerar los tipos más comunes de glaseado y coberturas para pasteles de boda. 

Buttercream 

Este es el sabor de glaseado más popular. Confeccionado con mantequilla, azúcar impalpable y tu saborizante favorito. Se puede aplicar una capa gruesa o una muy finita como en los pasteles de matrimonio semi-desnudas. 

Merengue 

Es un glaseado suave y cremoso hecho con claras de huevo, azúcar y saborizantes. El merengue es ideal para bodas al aire libre, ya que no necesita de refrigeración. Si lo pones en el refri puede perder su firmeza y consistencia. 

Fondant  

El acabado de este glaseado es muy uniforme y le da al pastel una textura suave. Brinda cierta resistencia al cubierto, aunque le otorga un aspecto más refinado al pastel terminado. 

Ganache 

Este glaseado de chocolate es brillante, estilo espejo. Si deseas un efecto más esponjoso y puede ser batido. 

 

¿Qué sabores dan la mejor combinación a tu pastel de boda? 

En este punto, puede que ya hayas buscado algo dulce que probar, pero también te asaltan las dudas ¿Cómo se combina la masa, el glaseado y los rellenos para llevarte a la perfección en tu pastel de bodas? 

Esta es una lista de combos recomendados que esperamos te ayuden en tu decisión final. 

Limón y frutos rojos al Chantilly: Una torta clásica con capas de bizcocho de limón ligero acentuado por un relleno de frutos rojos. Todo cubierto con crema Chantilly. 

Frambuesa Dacquoise: tarta de origen francés que se elabora con dos o tres capas de merengue y frutos secos. En este caso el merengue de almendras y avellanas se conjuga con una crema de mantequilla de vainilla, frambuesa y crëme framboise. 

Tiramisú y chocolate blanco: Perfecta para las parejas amantes del café, que buscan un sabor único y en tendencia. El café es un sabor fuerte y pesado que contrarresta la dulzura del chocolate blanco. El tiramisú tradicional a su vez tiene un toque de ron. 

Merengue de buttercream y limón: Tarta de limón fresca y veraniega con mousse y relleno de crema de mantequilla de merengue italiano. 

Vainilla y frambuesa: una combinación clásica de sabores. Bizcocho de vainilla con relleno de mermelada de frambuesa y un glaseado de mazapán de almendras. La acidez de la frambuesa compensará a la perfección la dulzura de la vainilla y el mazapán. 

Melocotón con mantequilla morena: Decadente mezcla de duraznos con la suave textura de un bizcocho de mantequilla derretida con azúcar morena. 

Chocolate-gasm: Si te enloquece el chocolate debes elegir un pastel de chocolate con relleno de mousse de chocolate y buttercream de chocolate. Tus invitados bailarán, si no de felicidad, por cantidad de azúcar ingerida. 

La combinación de sabores exóticos para las cakes de bodas son la última tendencia.

Consejos finales 

Con tanta variedad de elegir; te damos algunos consejos que harán una combinación perfecta de sabores, para tu gran día. 

Elige tus sabores favoritos o aquellos con significado especial para ti. Es imposible tener un sabor tan neutro que complazca a todos tus invitados. 

La época del año y el menú de bodas puede ayudarte a elegir tus sabores. ¿Te casas en invierno? Debes considerar un pastel de chocolate y caramelo salado con crema. ¿Una cena muy francesa? Cake de champagne rosé con un glaseado de almendras. 

Debes consultar al repostero y degustar los sabores para saber qué es lo que exactamente estás seleccionando. 

Si aún no te puede decidir por uno, entonces opta por varios. Es tu boda, no existen reglas a seguir y si deseas una infinidad de sabores, puedes ordenar una variedad de mini-cakes. Tus invitados estarán encantados de poder elegir la que más se les antoje.