En una boda, además de los novios hay más participantes que deben tener un cuidado especial a su vestimenta. Los niños que juegan un papel protagónico, siendo pajes o un invitado especial, deben tener también atención.  tratándose de su vestimenta se debe tomar en cuenta que tendrán constante movimiento, y también entender que todos los verán y también deberán cumplir el protocolo en la medida de lo posible. 

Entre estos puntos básicos que deben tener en cuenta son: 

No disfrazarlos como los novios: uno de los errores que se deben evitar es que la corte de pajes no debe ir en miniatura conforme a los novios, no los deben disfrazar, sino adaptarlos al estilo de la misma sin hacer de ellos una caricatura. Así caben estilos casuales, pero nunca que imiten a los novios; usando tonos lisos que combinen entre colores alegres y otros neutros.  

Pueden ser faldas voluminosas para las niñas pequeñas, un conjunto de blusa y falda o vestido de talle para los más grande. Los niños pueden portar bermudas y blusa tipo pintor con un cuello mao, así como el fajín de atar por delante. 

Respetar también su estilo y opinión: deberán cumplir el protocolo, pero también pueden dejarlos elegir, pues ellos están abiertos a un estilo más jovial e improvisado, sin olvidarse de vestirlos bien. Debemos recordar que cada niño tiene un estilo y les resultará extraño salir de él. Así que el mejor consejo es que se vistan de acuerdo a las características de la boda peor con su estilo personal. 

Ante todo su comunidad: a pesar de que están buscando que se adapten al ambiente nupcial, actúen como pajes o invitados especiales, recuerden que son niños, por ello es conveniente que se deje atrás el egoísmo y optar siempre vestimentas para ellos. Lo principal es que alcancen el equilibrio entre la formalidad y la comodidad y sobre todo que se diviertan. 

Respeten la unidad: los niños debemos recordar que forman parte del cortejo nupcial y deben cumplir las normas, aunque como son pequeños tienen más licencias que los adultos. Deben seguir una indumentaria similar con el fin de que se mantenga uniformes, pues importa también que se refleje durante la ceremonia y esos detalles en la sesión de fotos. 

Aunque su estilo puede ir con modelos distintos, pero siempre y cuando guarden similitudes en cuanto estilo colores, tejido y tono de la boda. Así ya tendrán opción los padres de estar de acuerdo a lo que marquen los novios pero en su propio estilo.