De la misma forma que el resto de las decisiones importantes de tu boda, la elección de los testigos es algo que no tienes que dejar para el último momento. Ser testigo en un enlace es un papel muy especial, ya que las personas que acreditarán que tu amor y compromiso son de verdad.

Por lo general los testigos suelen ocuparse de algunos de los preparativos de la boda y, por qué no decirlo, tienen un lugar privilegiado dentro de la ceremonia.

¿Cómo acertar eligiendo los testigos de tu boda?

Estas son las claves que deberás tener en cuenta:

Tómate tu tiempo para decidir

Al igual que el resto de decisiones de tu enlace, no conviene dejarse llevar por la emoción del momento y decirlo a alguien cercano sin haberlo valorado bien antes. Es muy probable que tengas muchos candidatos a ser testigos de tu boda, así que debes tomar la mejor elección. Valora los pros y contras para que la decisión sea lo más acertada posible.

Debe ser una decisión consensuada

Siempre debes tener presente que la boda es cosas de los dos, con lo que deberán ponerse de acuerdo en quienes serán esas personas especiales que tendrán el honor de ser los testigos de tu boda.

Cómo decirlo

Debes comunicarlo con suficiente tiempo, haciéndoles partícipes de los motivos que te hayan hecho tomar esa decisión. Además debes comunicarles qué es lo que se espera exactamente de ellos y cuál será su papel exacto en la ceremonia.

Dos testigos o más

¿Cuál es el número ideal de testigos en una boda? Dos es el número mínimo, y no existe un número máximo, si bien conviene consultarlo con tu iglesia o ayuntamiento para tener claro si tienen algún tipo de norma sobre ello.

Cómo deben ser esos testigos

Deben de ser personas muy especiales para ti, generalmente hermanos, familiares cercanos o amigos del alma. ¿Quién mejor que ser testigo de tu boda que esa persona que los presentó? Seguro le hará mucha ilusión.

Diferencias entre la boda civil y por la iglesia

Las normas en uno y otro caso son distintos. En los enlaces por la Iglesia, es requisito indispensable que los testigos sean creyentes y hayan recibido los sacramentos. Eso sí, en ningún caso, ni para la boda civil ni para la religiosa, hay un requisito de cuántos testigos debe haber por cada parte y si debes haber un número determinado de hombres  y mujeres, la elección es libre.

Cómo quedar bien con todos

Es muy posible que desees quedar bien con todos tus invitados especiales, y no todos podrán ser testigos. Intenta comentarles reservando algún papel especial en la boda (quizás puedan leer en la iglesia, o participar con un mensaje en el banquete, o en la planificación de la boda, etc.) También puedes hacer una comida previa con los más allegados y mostrarles así ese vínculo tan especial que sientes con ellos.

La decisión la tomas tú, no por sugerencia

Se cual sea la  decisión que tomen, toma en cuenta que se trata solo de un asunto de pareja y de nadie más. Es inevitable que algún familiar cercano o amigo intente influenciarnos en las decisiones de la boda, incluida la de los testigos. Recuerda que la decisión es sólo de ustedes.