Las bodas están llenas de tradiciones por doquier, y entre tantas te puede resultar complicado prestar atención a los más importantes; por eso te compartimos las nueve cosas que no debes olvidar el día de su boda para estar preparada en todos los aspectos de tu día especial. Mientras las tradiciones te recubrirán de simbolismo y te recordarán los buenos deseos de tus seres queridos, los consejos que te mostramos, prevendrán cualquier inconveniente mayor que se te podría presentar el día de tu boda. 

Algo nuevo 

Iniciemos por lo clásico; llevar algo nuevo el día de tu boda, representará la nueva vida que inicias con tu esposo; lo nuevo tiene la propiedad de atraer prosperidad, éxito y felicidad a tu boda. Esto nuevo puede ser el vestido de novia. Si así lo decides, debes cuidar solamente que el novio no lo vea hasta el día de la boda, será una grandiosa sorpresa. 

Algo viejo 

Mientras lo nuevo es un símbolo de prosperidad para el futuro, llevar algo viejo ayuda a recordar los vínculos amistosos y familiares con el pasado y cómo estos, pese al cambio que implicará tu matrimonio, no tienen por qué perderse, sino que te acompañarán en esta nueva etapa de tu vida. Es muy especial usar alguna joya o herencia familiar, como el velo de novia, como lo viejo que has de portar en tus nupcias. 

Algo prestado 

Esta tradición se trata de recibir de alguien que es feliz en su matrimonio, una prenda o detalle con el que comparta la dicha que ha tenido desde el comienzo en su vida de pareja; en la actualidad este objeto lo suele prestar una amiga muy cercana o una hermana y suele consistir en una joya, el tocado para el peinado o un pañuelo. 

Algo azul 

Proveniente de una tradición judía en la que la novia usaba un listón azul como símbolo de fidelidad, amor y pureza, esta práctica se conserva hasta nuestros días por transmitir el mismo mensaje. Las ideas sobre lo que puedes usar con tonos azules van desde zapatos, joyas e incluso el mismo ramo podría llevar flores azules con las que expreses dicho mensaje. Hay chicas que suelen usarlo en objetos más sutiles. 

Un segundo par de zapatos 

Principalmente porque bailarán, es que no deben olvidar llevar unas zapatillas cómodas, flats, tenis o sandalias que le permitan a tus pies tener una libertad y comodidad que los elegantes zapatos de boda generalmente no proporcionan. No olvides usar este segundo par antes de la boda para asegurarte que sea cómodo y de tu agrado, de forma que te sientas a gusto durante todo el evento. 

Maquillaje de retoque 

Otro artículo que no deben faltar en tu neceser nupcial es que lleves maquillaje para darte retoques en el caso de que lo necesites. Y aunque no es una regla que vaya a ocurrir, casi siempre suelen ser necesarios unos retoques. Presta atención con especial interés en el lipstick, ya que tus labios, desde el “puede besar a la novia” hasta los saludos, la comida y el brindis, pueden hacerte perder el color. De manera que es altamente recomendable adquirir el labial con tu proveedor de maquillaje. 

Pañuelos desechables 

Algo que no debe olvidarse; aún si no eres de las chicas que se conmueven con facilidad, ¡estarás en tu boda, casándote con el chico al que amas, rodeada de muchas personas que te aman y desean tu bien y habrá bailes, besos, abrazos, palabras que te sacarán las lágrimas! Lo que debes evitar es que tan emotivas lágrimas dejen un reguero de rimel por tus mejillas quizás no sea del todo lo que hayas planeado. ¡Además, si no eres tú será tu novio! El que lo necesite; por todo esto no se debe olvidar los pañuelos desechables. 

Los 3 ramos de novia 

El ramo más bonito para la ceremonia, las fotos, el que combina con tu atuendo y la decoración y estilo de tu salón y ceremonia; el ramo que dejarás a la virgen María, un ramo de flores blancas, cuyo símbolo es la pureza y el agradecimiento; y el ramo que lanzarás para compartir la suerte de casarte entre tus amigas y familiares. Cada uno de ellos es irremplazable en su función y protagonismo, por lo que no puedes dejarlos atrás. 

Los accesorios nupciales para la ceremonia religiosa 

Finalmente, pero no menos importante, los indispensables para la boda. Junto al novio, estos no deben faltar ya que serán los símbolos más duraderos de su unión, inclusive después de la ceremonia. Nos referimos a las arras, el lazo y los anillos, todos cargados de fuertes significados y comprometidos sentimientos que ablandan el corazón de todos los presentes al ser entregados. Ya con todos estos elementos, tendrás una boda en el que habrás cuidado cada detalle y recordarás con mucha felicidad.