Una boda además de ser un evento con el que dos personas se unen para compartir su vida, también es un conjunto de tradiciones que se realizan principalmente en el gran día, desde lo que se usa, los símbolos de la ceremonia, o hasta cierta actividad de la fiesta.

Por eso, hoy te compartimos 8 tradiciones que se realizan en diversas partes del mundo para atraer la buena fortuna.

Irlanda

De acuerdo con la tradición irlandesa, se hacen sonar las campanas en el día de la boda para alejar a los espíritus malignos y asegurar a la pareja un matrimonio feliz y afortunado. Algunas novias adornan sus ramos con campanas o las incluyen en los centros de mesas.

Italia

En Italia los recién casados acostumbran romper un vaso o copa de cristal el día de su boda; la tradición señala que el número de piezas en que se rompa el cristal simbolizará el número de años en que la pareja está felizmente casada.

Holanda

En Holanda para que se atraiga la fertilidad y la buena fortuna al matrimonio se acostumbra sembrar un pino frente a la casa de los recién casados.

Grecia

En Grecia, dos o tres días antes de que se realice la boda, la pareja organiza una celebración que se llama Krevoti en su nuevo hogar, en el que la familia y amigos colocan dinero y a los niños más pequeños sobre la cama de la pareja para atraer la prosperidad y la fertilidad a su nueva vida.

Polonia

Las novias en Polonia deben cuidar el tipo de calzado nupcial que usan en su boda pues, se cree, los zapatos con punta abierta harán que toda su riqueza y prosperidad futura se esfume. Para evitar que ello ocurra, los invitados deberán arrojar monedas a los novios al salir de la ceremonia nupcial y la pareja tendrá que recolectarlas para asegurar así, que la riqueza permanezca por siempre en su matrimonio.

Un beso…inicia algo más

Escocia

El novio escocés incorpora una ramita de brezo blanco en su azahar de bodas o boutonniére para asegurar la buena suerte en su matrimonio.

Suecia

En Suecia la novia coloca una moneda de plata, otorgada por su padre, en uno de sus zapatos y una moneda de oro, que le da su madre, en el otro, con esto, la prometida se asegurará de que nunca tendrá que prescindir de ellas.

Francia

El pastel de bodas tradicional –como lo conocemos hoy en día- se originó en Francia, pero el pastel en las bodas era común en toda Europa durante la Edad Media, se trataba de un enorme pila de panes que los invitados llevaban al festejo, éstos eran apilados unos sobre otros. La superstición dictaba que, si la novia y el novio podían besarse por encima del pastel o bizcocho de bodas sin que cayera al suelo un solo pan, entonces, disfrutarían de una vida de felicidad juntos.