Debido a que las flores son parte importante de tu celebración, debes por tanto elegir con cautela al profesional que se hará cargo de dicho tema. Por ello revista también las siguientes preguntas que los orientarán en su primera cita con el o la florista.

Parte de la decoración importante para tu boda se compone de flores, desde los arreglos en el altar y las mesas, hasta pequeños detalles adornando inclusive el pastel de bodas y sus detalles.

Y es que no hay nada más colorido y fragante que las flores en su estado natural, que además se cuelan entre el peinado de novia o los mismos souvenirs para los invitados, entre otros elementos ¿Cómo elegir a la florista correcta? Ya que su trabajo en diseño y montaje será fundamental, por eso te dejamos 7 preguntas que no deben dejar de formularle en su primer encuentro.

¿Qué experiencia tienen el en tema?

Aunque con anterioridad habrán revisado su portafolio, es importante que resuelvan en la primera cita todas las dudas con su florista, iniciando por la experiencia que posee en el rubro. En dicho sentido, deben preguntar por sus trabajos anteriores en matrimonios y solicitar catálogos de los diversos arreglos florales.

A su vez, también se deben informar sobre su forma de trabajo, plazos de entrega, precios y garantías. Averigüen, además, su puede hacer una visita previa a la iglesia o centro de eventos para definir una propuesta floral con más exactitud.

¿Qué servicios incluye?

Una vez que ya tengas al florista profesional que les garantice calidad y compromiso, lo ideal es que aprovechen de encargar todas las flores a este mismo proveedor para darle armonía al conjunto. Por lo tanto, además del ramo de novia, y los arreglos básicos del salón y la iglesia, es necesarios que preguntes si también trabajan los centros de mesa, los adornos de matrimonio colgante, arcos de flores, botononieres para novio y padrinos, ramitos para damos de honor o corsages, coronas de flores o tocados, arreglos para el vehículo y caminos de pétalos, entre otros servicios que puedan solicitar.

¿De qué dependerá el precio de las flores?

Ya que hallarán una amplia diversidad de flores, es importante que sepan de qué depende el valor entre una y otra, de forma que puedan seleccionar la mejor opción de acuerdo al presupuesto. Así, con estos datos en mano, se podrá tomar la decisión, por ejemplo, si privilegian la decoración floral al interior del salón o,  por el contrario, destinan mayores recursos al ramo. Incluso, podrían optar por flores artificiales si desean algún adorno que puedan guardar de recuerdo junto a sus copas de novios y que el florista sepa trabajar para que queden como si fueran naturales.

¿Es posible que se consigan flores fuera de temporada?

Si tienes una flor favorita y justo no es la temporada cuando te cases, podrás preguntar con el proveedor o florista si la podrá conseguir dentro del plazo, o de lo contrario, mejor pensar en otra alternativa. Como dato, muchas florerías importan las flores que están fuera de temporada;  eso sí,  a precios más elevados por lo que implica la gestión y el traslado.

¿Cuenta con servicio de asesoría?

Otro punto, especialmente si no son muy entendidos en el tema, es preguntar si se dispone de un servicio de asesoría, en qué consiste y cuál es el valor, en caso de ser pagado. Por lo general, las florerías ofrecen este servicio para acompañar a los novios en todo el proceso, orientándolos con respecto a las tendencias o tipos de arreglos que mejor quedan según el estilo de boda.

¿Se puede personalizar los arreglos?

Si se inclinarán por una decoración de matrimonios campestre, con aires bohemios o de inspiración vintage, entre otras propuestas, posiblemente querrán adaptar los arreglos florales a lo que tienen en mente de acuerdo al tipo de ambientación. Flores amarillas, por ejemplo, para un enlace rústico; o jaulas de pájaros con rosas en tonos pasteles, para un casamiento shaby chic. Averigüen, por lo tanto, si es posible crear sus propios arreglos y si aquello tiene un costo extra.

¿Cómo se desenvuelven en el día de la boda?

Como último punto, también requieres saber si su florista programará otros enlaces para el mismo día o, por el contrario, contarán con su completa exclusividad, lo que les sumará una cuota de relajo. Además, consulten con cuántas horas de anticipación llegarán a montar las flores a la locación, quién se hará cargo de esa tarea y cómo se hará el contacto, por ejemplo, con el centro de eventos donde celebrarán la recepción. Al ser equipos de profesionales, en todo caso, se preocuparán de encargarse ellos de todo.

Aunque la prioridad siempre es el vestido de novia, organizar el banquete o hallar los anillos de boda adecuados, lo cierto es que contar con un buen florista será de los factores con que marquen la diferencia en su celebración. De ahí que no deban este punto para la última hora, sino por el contrario, comienza a trabajar en conjunto con la florería por lo menos seis o cuatro meses antes.