Un accesorio que complementa tu look y define a la novia, es el velo, aunque hoy en día no es obligatorio, son muchas las novias que deciden portarlo. 

Si tú eres de esas novias que quieren lucir un hermoso accesorio y deseas verte más que perfecta el día de tu boda, entonces te damos estos 5 consejos que te ayudará a tomar la mejor decisión al momento y elegir el velo de novia. 

  1. Elige el velo después de que escojas el vestido. La razón es muy sencilla, porque el velo debe ser del mismo tono que el vestido para que no brinque a la vista las diferencias y se logre de esta manera, un look armónico en la novia. 
  2. Busca un equilibrio entre el velo y vestido de novia. La forma más sencilla de lograrlo es no elegir un velo muy elaborado y llamativo si tu vestido tiene mucho detalle, lo ideal es uno sencillo con el que lograrás un balance. 
  3. Considera el tipo de boda. Esto significa que debes tomar en cuenta si tu boda será de día o de noche o si se trata de una boda en la playa, salón o quinta. Por lo regular, cuando se trata de una boda al aire libre, lo correcto es usar un velo de novia sencillo, en tanto que para una boda de noche se puede usar un velo más elegante. 
  4. No esperes que el  velo haga la función de cola del vestido de novia. Si decides que el velo sea largo, procura que éste sea del mismo largo del vestido, o bien de 20 cms. Más de largo como máximo. 
  5. Elige de acuerdo a tu complexión corporal. Por ejemplo: para las novias de estarura baja, lo ideal son velos que llegan al codo o a los dedos de la mano. Mientras que para la novias de talla grande, conviene más velos sin volumen y colocado hacia atrás.