Cuando planificas tu boda, existen muchos detalles que se deben tener presentes para una ceremonia perfecta. Aunque, hay algunos detalles que quizás parecen triviales, pero pueden ser indispensables en ese gran día. Ese tipo de cosas que parecen obvias y  que terminan con la frase “ojalá lo hubiera recordado”. 

Si ya estás planeando tus invitaciones, eligiendo el banquete o buscando un vestido, es momento que tomes un respiro y  revises  los tips que te ayudarán de varias formas antes de que se escuche el Sí quiero. 

Alquilar vs comprar 

Al hacer el cálculo del presupuesto total de la boda, siempre se puede ahorrar costos. Por ejemplo, muchas novias prefieren comprar el vestido y las joyas. El problema es la usabilidad, es decir, ¿Cuántos usos les darás? 

La respuesta es obvia, es muy probable que solo una vez en tu vida. Por eso hay la opción de alquilar el vestido y los accesorios. 

Estarás radiante uno de los días más importantes en tu vida y a la vez ahorrarás y podrás destinar esa parte del dinero a otra cosa, disminuir tu presupuesto y alargar tu luna de miel. 

Los arreglos del vestido 

Este detalle quizás marque la diferencia cuando lleves puesto el vestido de novia. Existen algunas tiendas que se especializan en vestidos que toman tus medidas y después le hacen los ajustes. El servicio de arreglo incluso puede ser parte del precio. 

Este es un proceso normal, aunque en ocasiones el vestido luce genial y puedes moverte, pero no te puedes sentar cómodamente. 

Para evitar que eso suceda, simplemente siéntate, muévete con el vestido ya arreglado, inclusive hasta baila u otras posiciones; porque si no lo checas, es probable que cuando te sientes en tu boda te sientas incómoda o inclusive te pase algún accidente. Si deseas calidad es recomendable que acudas con un especialista en costura que te dé el servicio de fitting. 

Las marcas del sujetador 

Este es clásico consejo, es muy común que los mencionen los fotógrafos de boda. Afecta a los vestidos de novia que van con los hombros descubiertos. 

Hay novias que suelen ponerse el sujetador la mañana del día de la boda para estar cómodas con las damas de honor y familiares. El problema es que en ocasiones pueden aparecer marcas en espalda y hombros que parecen casi imperceptibles, aunque en las fotos siempre aparecen. 

Si es tu caso, y llevarás este tipo de vestidos no te lo pongas por la mañana y evitarás ese riesgo. 

El baño 

Este es un problema que las novias les comparten a otras, ya sea una amiga o familiar te ha comentado ese “problemita”. Existen vestidos de novia muy voluptuosos, hermosos, pero limitan algunas prácticas. Una cosa bastante común es acudir al baño, aunque ya hayas ido antes de la ceremonia puede que con los nervios aparezcan las ganas de volver a ir. 

Dependerá como sea tu vestido que posiblemente requieras la ayuda de alguien, ya sea una de tus damas o un familiar, aunque también puede practicar con algún tiempo con un vestido parecido y quizás probar una posición distinta, aunque te parezca raro lo debes ensayar pues puede pasarte algún incidente. 

Zapatos cómodos 

¿Qué tipo de calzado has de usar? Quizás te parezca obvio, muchas novias sólo usan un par de zapatos para todo el evento. Generalmente llevan tacones, así que para cuando ya es el baile tienen los pies muy cansados. 

Puedes optar entonces por llevar unos zapatos para la ceremonia y una parte del banquete y tener otros cómodos debajo de la mesa para cambiarlos cuando ya te hayas cansando; no tienen que ser unas chanclas que no te hagan juego con el vestido puedes elegir unos zapatos cómodos y que también luzcan geniales. 

Con estos 5 tips podrás evitar imprevistos no deseados y te ayudarán a tener todo bajo control, aunque tienes que saber que casi siempre suceden cosas no planeadas.