¿Quién no ha visto esas ambientaciones de ensueño en Pinteret? Y sueña con tener un hermoso espacio en el que se ha de casa, por eso te daremos algunos consejos que ayudarán a que tengas la ambientación que siempre quisiste.

En primer lugar, es de suma importancia que tengas una fecha definida de bodas, el horario y el lugar de la fiesta para poder comenzar a pensar en la ambientación. Una vez resuelto esto, se pueden usar estos siguientes tips:

Pensar en el estilo de decoración que queremos antes de cualquier otra cosa. Una buena idea es armar un moodboard o muro de inspiración para tener bien claro qué es lo que deseamos. Si contratás ambientadora, seguramente te proponga hacer uno juntas.

Te estarás cuestionando que es un moodboard: bueno pues es la selección de paletas de colores, materiales, texturas, objetos, telas, palabras, frases y cualquier imagen que nos inspire y represente (puedes usar como tu aliado a Pinterest), A partir de este juego, iremos definiendo uno o varios estilos que nos identifican.

¡OJO! No debes casar sólo con un estilo, si no que puedes jugar y combinar varios de ellos siempre y cuando se respete una coherencia. Lo divertido es armar algo 100% personalizado y único que los represente.

Mantener una coherencia en todo el evento: debes pensar en cosas que te representan y seleccionar que es lo que buscas comunicar ese día. Esto va desde la elección del salón ( si es cerrado o abierto, si es una estancia o en una ciudad), la estación en la que se llevará acabo, los materiales de todo lo que se pueda usar para ambientar, la paleta de color seleccionada, el tipo de mobiliario, el tipo de follaje o flores, el menú (sí, ¡la comida también!), el dress code nuestro invitados, el horario de la fiesta, hasta la iluminación y muchos más. La idea de la coherencia es que el evento sea un todo donde cada cosa tiene sentido. No es lo mismo hacer nuestro casamiento en un salón cerrado en invierno que hacerlo en una estancia durante el día en primavera.

Los casamientos de noche, por ejemplo nos permiten jugar mucho con la iluminación  las velas, mientras que los eventos de día nos posibilitan apostar más a lo natural, a las flores y los colores.

Presupuesto: también importa la coherencia que tienen con el presupuesto que deseas invertir en la ambientación para poder adaptar la idea original a las posibilidades económicas.

Si decides contratar ambientadora, lo ideal es que tengas por lo menos una reunión en el salón con ella y mejor si ese día hay un evento en el que puedas evaluar mejor los espacios con mobiliario, iluminación y toda la puesta en escena que conlleva un evento.

Novias DIY: Si eres de las amantes de la decoración y además tienes ganas de ocuparte de ambientar tu casamiento, te recomendamos, por un lado, empezar a preparar todo con bastante tiempo y no dejar nada para el mes previo al casamiento para poder centralizarte en otras cosas que posiblemente tengas que hacer como últimas pruebas de vestido, de maquillaje, organización de civil, etc. Por otro lado debes tener en cuenta que ocuparte de ambientar ese día o el día previo el casamiento no es una opción viable si deseas estar tranquila y relajada los momentos previos al gran evento.

Lo más recomendable es que lo delegues al 100%. La mejor opción es contratar a alguien que se ocupa del montaje y desmontaje de todo. Hay varias empresas de ambientación que ofrecen este servicio. Además, hay empresas que ofrecen servicio de ambientación al que le puedes sumar cosas hechas por ti o tus amigas como algo adicional.