En la actualidad los pasteles de boda cada vez más se integran a la decoración ya sea solo o como parte de la mesa de dulces, es un elemento más del ambiente.

Para lograr una armonía y acertar en la selección del pastel indicado, antes que nada se deben considerar diversos aspectos:

El tamaño: Estimar el tamaño es una de las dudas más frecuentes, la recomendación es que sea por lo menos para la mitad del número de invitados, ya que la mayoría de los invitados ya tuvieron suficiente con el postre incluido en el menú o porque para dicho pinto de la noche ya se han retirado.

El sabor: Es conocido que los novios, tienen su sabor favorito, aunque para este tipo de eventos, es importante que consideren también los gustos de la mayoría de los invitados para que al final de la fiesta no se quede todo el pastel. Por lo que el ideal es que se elija un sabor universal como la vainilla, el chocolate e inclusive red velvet que se ha convertido en uno de los favoritos.

La degustación: la mejor opción para que sea elegido el pastel, es probarlo, por lo que se deberán asegurar antes de seleccionarlo, probarlo primero y no sólo se guíen por la presentación o el diseño del pastel. ¡Si tienes la oportunidad visita a los expertos, pues ellos te mostraran los distintos sabores, coberturas y diseños para  elegir el que más ames.

El diseño: Ya sea que elijas un pastel de un solo piso o de cinco, en tono blanco con fondant o crema pastelera, la elección de tu pastel, además de regirse por el sabor que amas y el tamaño, debe tener una conexión con todo el tema de tu boda; por ello el diseño es tan importante, pues es parte de la decoración.

Ahora que ya conoces, los puntos más sobresalientes, es momento de que veas los diseños y elijas el tuyo.