¿Qué incluir?

La decoración de bodas incluye miles de detalles que deben planearse; uno de ellos y el que de forma definitiva estará más cerca de todas las personas que te acompañarán en este día tan especial, es la forma en que lucirá cada mesa de las que dispondrás en tu celebración.

Manteles 

La vajilla, los cubiertos, cristales, los manteles y el menaje debes definirse especialmente y estar de acuerdo al tema y el estilo que llevará la boda.

El mantel es la base sobre la que estará construido el entorno de la decoración de cada una de las mesas del banquete; lo que te debe permitir jugar con los demás elementos resaltando sin opacarlos.

Puede ser elegida una línea clásica y siempre muy acertada con un mantel blanco que logre tener un lienzo neutro facilitando la combinación con los demás elementos.

Colores como el avena, marfil o gris son opciones muy comunes para los novios que desean romper con el toque tradicional del blanco y a la vez mantener una línea sobria y muy elegante.

Para las bodas al aire libre o en las que se desee dar un aire más moderno, entonces se puede optar por manteles en colores vivos que contrasten con el verde de la naturaleza; los morados, mostazas, azul riverside,  aurora red te darán un toque alegre, actual y muy sofisticado en los manteles de tu gran día, también debes tomar en cuenta que el color debe ajustar con el resto de la decoración.

También dependerá del tipo de mobiliario que usarás en la celebración, la forma de las mesas seleccionadas, para la elección de manteles, pueden ser redondos completos o con una base redonda y sobre el mantel, este comúnmente es cuadrado  y con un color que contraste; otra opción es la mesa imperial rectangular, en la que puedes poner hasta 20 puestos, la cual es perfecta para bodas más íntimas. Es importante que tengas presente que el largo del mantel debe ser suficiente para que cubra por completo las patas de las mesas y tener algo de vuelo sobre el piso.

Otra opción que toma cada vez más fuerza, principalmente en las bodas de tipo rústico, es el que tengas mesas descubiertas y usar caminos de mesa en lino u otra textura rústica; aquí el código funciona igual que los que se han mencionado anteriormente.

Individuales en mimbre, bambú, piedra o personalizados con algún estampado con el motivo elegido por la pareja para la decoración serán también protagonistas de las mesas de boda en la próxima temporada.

Vajilla

La elección de la vajilla que se usará en el banquete nupcial se liga totalmente al tipo de celebración que va a ofrecerse; así para bodas en la que se desea guardar la tradición, una vajilla de porcelana

con bordes dorados o plateados lucirá impecable; para las bodas vintage o en un aire bohemio se puede optar por una vajilla con grabados de capullo en rosa pálido y verde o un estampado de campiña en todos azules que evoquen tiempos de antaño.

Combinar una vailla de porcelana totalmente blanca, con platos base o bajoplatos en dorado, plata  o un color encendido y brillante es lo más recomendable para dar un toque moderno a la mesa.

Bases en madera, yute o piedra son la opción si se desea tener una mesa innovadora; a su vez se puede jugar teniendo los platos principales en un blanco sobrio y muy sofisticado y elegir platos de colores para el postre o el pastel de novios al momento del brindis.

Las formas de las vajillas son otro elemento con el que se puede jugar, actualmente existen opciones que si bien incluyen los platos redondos tradicionales, nos permiten además que se presenten vajillas ovaladas, con figuras asimétricas o bordes tipo trébol.

Cristalería

Los elementos de cristal para las bebidas y principalmente en el brindis no deben faltar en las mesas de la boda, aunque por tradición las copas en cristal transparente son las que se seleccionan para la mesa del banquete de bodas, actualmente son utilizadas otras variedades con hermosas opciones de color y formas distintas.

Una copa refinada de superficie lisa y cuerpo alto es ideal si se requiere conservar el corte clásico para el brindis, pero si la boda es menos formal al estilo shabby chic o con un tema bohemio, copas con bellos relieves en el cuerpo y la base, en colores como el fucsia, el azul o incluso el amarillo darán un colorido y festivo aspecto a la mesa y en el momento en que todos los invitados levanten sus vasos para desear salud a la feliz pareja.

Títulos en la mesa 

Un detalle indispensable para que la organización de los invitados en las mesas sea exactamente como la planearon, son estos pequeños letreros que ayudan a todos a ubicarse y encontrar su lugar.

La formas más sencilla y por supuesto la más frecuente es numerar las mesas y tener a disposición de los invitados una lista en orden alfabético en la que cada uno puede consultar su lugar.

Existen además muchas formas originales de “bautizar” las mesas que pueden variar teniendo en cuenta los gustos de la pareja o la línea conductora que eligieron para darle personalidad a su celebración; pasando por títulos como “amigos del cole”, “los de la oficina”, o descripciones por el estilo, pueden ser usados también nombres de canciones o de calles, para bodas del tipo urbano o ciudades, libros o películas muy significativos para la pareja, si deseas poner algo más de romanticismo a la boda.

Parte indispensable para que en la celebración todos los invitados se sientan a gusto y muy bien atendidos es que elijas un equipo de meseros eficiente, comprometido y sobre todo cordial.

Estos cumplen con diversos roles a lo largo de toda la fiesta, ya que ayudan a ubicar la mesa, tener dispuestas las copas, indicar el momento del brindis, y en general son los aliados de los invitados en cada omento de la celebración y ayudan al orden y protocolo establecido.

 

Centros de mesa

Es sin duda el elemento más representativo de la decoración que dispondrás en las mesas de la celebración y el que describe perfectamente el gusto y el sentido que deseas darle a tu boda.

Para centros de mesa las opciones sin infinitas y obviamente la primera de ella es el arreglo con flores; elegir las flores favoritas de la pareja es un inicio perfecto, luego puede jugar con la forma de presentarlas puede ser un adorno de pie, jarrones tradicionales o recipientes metálicos dependiendo del estilo que desean imprimir a la celebración.

Tener arreglos con bases altas son una de las maneras más recomendadas, puesto que estas permiten mayor espacio en la mesa, que los invitados se puedan ver, conversar y ser parte de un conjunto fabuloso; otra forma que se ha impuesto en las últimas temporadas es que tengas adornos colgantes, que desde el techo “caigan sobre cada mesa sin tocarla; los que tienen la misma practicidad y encanto que los anteriores.

Si no se opta por flores, la decoración se puede hacer con hojas, velas, luces o incluyendo elementos significativos para los novios como libros, discos o plantas.

Servilleteros

Los pequeños detalles como estos son los que marcan definitivamente un toque distinto a cada mesa; aros metálicos, figuras de cirstal, o acrílico o pequeñas ataduras en cintas de colores, o incluso cartón, son algunas de las opciones entre las que los novios pueden optar para poner ese toque especial y muy diferenciador.

La recomendación es solicitar al servicio de ropa de mesa servilletas de tela, estas además de ser mucho más elegantes permiten muchas más opciones de decoración en la mesa.

Si tu mesa respetara un protocolo impecable, lo mejor es que uses servilleteros metálicos, si la boda está más inclinada a las tendencias de la moda, es una buena oportunidad de poner un detalle muy personal explorando nuevos materiales; para bodas evocadoras, inspiradas en lo rústico y muy románticas, terminar con un pequeño elemento natural como una flor o un manojo de hojas es lo ideal.

Menú 

Desde hace algunos años en las bodas, ha crecido la costumbre de presentar el menú a los invitados con los platos que disfrutarán durante la fiesta. Esta pequeña carta es también una hermosa oportunidad para imprimir la personalidad de los novios en ella. Los menús pueden hacerse con el mismo papel de las invitaciones, tener pequeños diseños de acuerdo con el resto de la decoración; colocarse sobre la servilleta, como un soporte al lado de los paltos o porque no en la forma más original que imaginen, dentro de una botella o impreso en una servilleta de papel. Aunque lo más habitual es que presenten los nombres de los platos, pueden hacer uso de descripciones graciosas o romántica, darle su toque personal.

Nombre de los invitados 

Así como los títulos para las mesas, estos letreros cumplen con la función de señalar la ubicación precisa de cada invitado, además. Se puede servirte para dejar a cada uno de los asistentes un mensaje de cariño que se personaliza para agradecerles por su compañía o el regalo recibido.

Como en el caso de los menús, los nombres pueden ser impresos en el papel de las invitaciones agregando detalles de decoración.

A su vez, puedes inventar poner cada nombre de una forma original, usar fotografías del invitado con la pareja, enganchar el cartelito en la copa o colgar el nombre de la silla.

Recordatorios 

El que tengas detalles con cada uno de los invitados, es la mejor forma en que la pareja tiene para agradecer por la compañía en un día tan relevante, estrechar con ello los lazos de amistad y quedar siempre en el recuerdo.

Este presente dará una cálida bienvenida a todos los asistentes y pueden aprovecharlo para personalizarlo o poner un mensaje que todos se llevaran a casa cuando la fiesta culmine.

Es común que el recordatorio sea un delicioso detalle comestible, puede ser un chocolate, postres, o frutos secos empacados para la ocasión; otra opción son las botellas de vino o algún otro licor significativo, esto se usa cuando uno de los novios es de otro país o ambos son inmigrantes y desean incluir algo de su tradición.

Elementos de decoración, jabones de tocador o algún objeto útil como una taza para el café, se opciones ideales.

Juegos de mesa  

Y si deseas que los asistentes estén entretenidos y divirtiéndose en lo que los novios están en la sesión de fotos o abriendo la pista de baile, pueden proponer algunas actividades que pueden realizar entre ellos y con los demás invitados; esto  además ayudará a acercar a los que recién se conocen.
Otra idea que ha tomada gran fuerza, es que se ponga una estación de fotografías digitales con elementos para disfrazarse o tener cámaras desechables para que los invitados capten la fiesta desde su ángulo.